Dictaron la prisión preventiva al ex juez Melazo

La jueza Florencia Butiérrez ratificó la línea investigativa que lo ubica como integrante de una asociación ilícita formada por ladrones, policías y magistrados judiciales. También seguirá detenido el “Tucumano” Herrera

La Justicia dio un nuevo paso en la causa que compromete al ex juez platense César Melazo, al dictarse el procesamiento con prisión preventiva por su presunta participación en una asociación ilícita “mixta” en la que habrían convivido durante una década, policías, ladrones y magistrados judiciales.

La decisión fue adoptada por la titular del Juzgado de Garantías Nº 6, Florencia Butiérrez, a instancias de la solicitud de la fiscal del caso, Betina Lacki (UFI N º 2), sobre la medianoche del viernes, a horas de agotarse los plazos procesales y tras conocerse un fallo de la cámara penal platense que confirmó una decisión previa, en el mismo sentido, de dictar la preventiva a 10 de los 11 primeros detenidos de la organización.

En este caso, la jueza Butiérrez resolvió sobre la situación de los últimos tres detenidos y uno de la primera tanda. Con Melazo, el pasado 24 de agosto, también cayeron Rubén el “Tucumano” Herrera (ex barra de Estudiantes a quien se le asigna el manejo de varias empresas, en particular de la noche) y Enrique Petrullo, a quien se le adjudica en la causa un rol de operador sobre magistrados judiciales.

La magistrada dispuso que los tres continúen detenidos hasta el desarrollo del juicio contra la presunta asociación ilícita a la que se le adjudican responsabilidades con robos en la modalidad de escruche (en casas y autos) y operaciones de tráfico de estupefacientes que habrían contado con protección policial y cobertura en los Tribunales, con beneficios excarcelatorios pagados con dinero sucio.

A algunos de sus integrantes también se los investiga por el crimen del ex convicto Juan Farías, un presunto integrante del clan, ejecutado en el hall del edificio donde residía (44 entre 26 y 27). Se sospecha que fue en el marco de un ajuste de cuentas por el robo a la vivienda de Rodolfo Zapata, el ex integrante del cuerpo técnico del entrenador Néstor Craviotto, que la banda habría decidido no realizar tras recibir información de que allí se podría obtener una suma millonaria.

La jueza Butiérrez dispuso “convertir en prisión preventiva la detención que vienen sufriendo Rubén Herrera alias el “Tucumano” y César Ricardo Melazo por resultar probablemente autores penalmente responsables del hecho I constitutivo prima facie del delito de asociación ilícita”. El mencionado “Hecho I” alude, justamente, a la acusación de integrar esa organización.

En el mismo fallo, se dispuso la liberación de Jorge Luis el “Fiscal” Gómez de Saravia. Para Butiérrez “no se acredita mínimamente su conocimiento y voluntad de pertenecer a una asociación destinada a cometer delitos”. En las investigaciones que condujeron a su arresto, a fines de julio, junto a policías, civiles (en casos, convictos) y presuntos implicados en delitos de robo, se le asignaba conocimiento para la realización de gestiones de carácter ilegal ante jueces y fiscales.

También seguirá detenido Enrique Petrullo, a quien se le asignan ese tipo de conocimientos sobre el funcionamiento de los tribunales, que conducirían a otro de los magistrados sospechados en la causa, el presidente de la Sala 5 de la Cámara de Casación Penal de la Provincia, Martín Ordoqui.

Sin embargo, en breve podría conseguir un arresto domiciliario, ya que Butiérrez aconsejó el inicio de un procedimiento morigeración de las condiciones de la detención preventiva.

La jueza ya había considerado antes que en la causa hay pruebas suficientes como para mantener en prisión, al menos hasta que el caso sea ventilado en audiencia oral y pública, al ex comisario Gustavo Burzstyn, al oficial Gustavo Mena, a Javier Ronco, Ángel Yalet, Adrián Manes y Carlos Bertoni (hermano del ex futbolista Daniel Bertoni).

En tanto, a los imputados Héctor Vega, Martín Ezequiel Fernández y Héctor Barroso Luna, se les dictó la preventiva por el homicidio de Juan Farías, ocurrido el primero de diciembre de 2010, caso que dio origen a esta mega causa.

De la lista de detenidos y procesados quedaron excluidos Gómez de Saravia y también el oficial de la Policía Marcos Chiusaroli, quien fue beneficiado con el dictamen de la Cámara Penal, que se conoció en las primeras horas del viernes. Al efectivo, quien se desempeñaba en la comisaría segunda, solo le queda responder por un cargo de posesión ilegal de un arma de uso civil, que fue encontrada en su domicilio cuando fue detenido, el 23 de julio.

MÁS CAUSAS Y PROCESOS

En el transcurso de la semana hubo otras novedades de peso en la investigación del entramado delictivo, que también tiene 35 investigaciones en paralelo, desprendidas de la evidencia recolectada en los allanamientos de julio y agosto.

La Cámara de Apelaciones confirmó el jueves lo actuado por el juez de Garantías Pablo Raele, quien denegó la excarcelación al ex fiscal Tomás Moran, en la causa que se le sigue bajo sospecha de haber cometido los delitos de “concusión (en este caso pedir dinero para mejorar la situación de un imputado), encubrimiento agravado e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

La causa tiene relación con la de la megabanda, ya que uno de los procesados, Javier Ronco, denunció que Moran le había exigido 30 mil dólares para mejorar su situación en la investigación por un doble homicidio que lo tenía como principal sospechoso y por el que estuvo con domiciliaria hasta que cayó preso en julio pasado.

Además, la causa sumó una nueva procesada: la relatora de Casación bonaerense, María Constanza Fonrouge, quien tiene el pliego aprobado para ser jueza y trabaja en la Sala V, del suspendido camarista Martín Ordoqui. El jueves, fue acusada por la fiscal Di Lorenzo por el delito de falso testimonio.

Comentarios
Cargando...