Un camping negó el ingreso de una familia que llevaba canes terapéuticos para sus hijos con autismo


Tras recorrer cientos de kilómetros, una familia que había llegado a Balcarce en su casa rodante con la intención de disfrutar de la Fiesta Nacional del Automovilismo que se desarrolla este fin de semana en esa ciudad del sureste bonaerense, se vio obligada a dirigirse con rumbo a Tandil después de esa experiencia negativa.

Según relataron en un posteo en redes sociales, a esta familia no se les permitió el ingreso al camping municipal debido a que viajaban con sus perros, los cuales, según explicaron, son mascotas terapéuticas necesarias para el tratamiento de sus hijos, quienes se encuentran dentro del espectro autista, consigna el medio local La Vanguardia.

«Tuvo que decir adiós a la Fiesta del Automovilismo y nos fuimos a Tandil, donde siempre nos reciben con los brazos abiertos», expresó la familia en su publicación.

Los perros de asistencia para niños autistas los estimulan a integrarse socialmente y a desarrollar su capacidad de autonomía.

En tal sentido, los especialistas sostienen que estos animales, en la vida de los menores con autismo, es “súper importante para la inclusión social”, ya que el perro de servicio identificado como tal, guiado por uno de los padres y acompañando al niño en espacios públicos, “hace visible una condición que es invisible, lo que en definitiva quita muchísimo estrés y presión a la familia”.

Este tipo de situaciones plantea la importancia de la sensibilidad y comprensión de las necesidades individuales en el contexto de la hospitalidad turística, así como el respeto a las normativas que permiten el acceso de mascotas de asistencia en lugares públicos. (InfoGEI)Ac

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...