Dos jueces de Dolores subrogarán el desintegrado Tribunal de Trabajo de la ciudad de Azul


La Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires dispuso en las últimas horas un sistema de subrogancias a los efectos de iniciar un proceso de normalización en el desintegrado Tribunal de Trabajo N° 1 con sede en la ciudad de Azul. Hasta la firma de la Resolución, el Tribunal de Trabajo de Azul estaba integrado por el doctor Marcelo Patérnico, integrante del Cuerpo de Magistrados Suplentes.

La crisis en el Tribunal de Trabajo de Azul data desde hace tiempo e incluso en junio del año pasado, el Colegio de Abogados Departamental había calificado como “apremiante” la situación de ese organismo judicial.

La Suprema Corte busca emparchar la situación ante, por ahora, la falta de una solución definitiva que sería el nombramiento de tres jueces titulares que se hagan cargo de ese organismo.

De esta manera el Tribunal de Trabajo de Azul, sin ningún miembro titular, funcionará con la siguiente integración: Marcelo Patérnico, Cuerpo de Magistrados Suplentes y los jueces Martín Laborde y Pablo Gustavo Quezada, del Tribunal de Trabajo de Dolores.

La disposición de la Suprema Corte

En la Resolución firmada por los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires se describe: “El Tribunal de Trabajo N° 1 de Azul se encuentra desintegrado en su totalidad, motivo por el cual la Suprema Corte designó al Dr. Marcelo Patérnico, integrante del Cuerpo de Magistrados Suplentes, mediante Resolución Nº 1478/23 para desempeñarse en el mismo.”

Se informa que a “fin de de resolver los problemas funcionales que las ausencias de otros magistrados generan y garantizar una adecuada prestación de justicia” se propuso a la Corte que la integración del Tribunal de Trabajo de Azul la realicen el juez Marcelo Patérnico (ya designado) junto con los doctores Martín Laborde y Pablo Gustavo Quezada, integrantes, estos últimos, del Tribunal de Trabajo N° 1 de Dolores.

En la Resolución se deja en claro que todos los Magistrados que hasta este momento, en distintas subrogancias, hayan integrado el Tribunal en actos procesales que requieran de su intervención hasta el dictado del veredicto y sentencia deberán continuar con el trámite de esas causas. De esta manera se iniciará un proceso interno en el que intervendrá la Secretaría del Tribunal y la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia.

La realidad del Tribunal de Trabajo de Azul

El año pasado el Colegio de Abogados Departamental había lanzado un duro comunicado exponiendo como se trabajaba en el Tribunal de Trabajo de Azul y, además, requiriendo soluciones a una situación “apremiante” como la definían.

El Colegio de Abogados, hace casi un año, planteaba que “las reiteradas suspensiones de audiencias de vistas de causa que ocurren por la incomparecencia de jueces designados, posterga la resolución de los conflictos, con grave perjuicio para los colegas y los justiciables, dilatando enormemente la culminación de los procesos”.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...