ECONOMÍA/ Gabriel Schmale

En su habitual columna económica, el
contador Gabriel Schmale habló de las complicaciones que se dan a la hora de
tener que adquirir algún producto por el cierre de las importaciones y las
consecuencias dadas a raíz de la situación por la que está atravesando nuestro
país.
La primera consecuencia palpable, en
relación al tema, tiene que ver con menos variedad para los consumidores, el
gobierno emprendió una dura cruzada tendiente a sustituir productos importados
por propios.
El segundo punto tiene que ver con
los precios que suben al ritmo de la escasez, cuando se restringe la oferta
inevitablemente termina impactando en los precios (si yo no tengo con quien
competir te pongo unos pesitos más).
El tercer punto tiene que ver con el
negocio de la “exportación blue”, como el denominado “dólar
blue”, que es el paralelo, ahora ha surgido el negocio de la exportación
de igual manera.
Otro punto: atraso tecnológico. Las
consecuencias del cierre en las fronteras se hacen sentir en el ámbito tecnológico,
ya que Argentina está quedando retrasada.
Los argentinos nos hemos transformado
en microimportadores. El año pasado tuvimos récord de argentinos que viajaron
al exterior, dado que aprovechan cada viaje, sea a donde sea, para ingresar
productos.
Algunos
comercios de perfumería, electrónica e indumentaria, están teniendo faltante de
mercadería, caso que si se profundiza el comerció deberá cerrar, es esto
indudablemente una situación límite a la que se le suma el empleo en riesgo.
Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...