El Bataraz vuelve a jugar en casa

Este sábado, desde las 20:30, el Club Estudiantes buscará recuperar el
liderazgo de la Conferencia Sur de la Liga Argentina cuando reciba nada
más y nada menos que a Quilmes de Mar del Plata, con quien ha tenido
varias batallas deportivas en la elite del básquet nacional.


Luego de su gira por el Sur de la provincia, donde se ganó un juego y se
perdió dos, Estudiantes vuelve a jugar en el Maxi Gimnasio. El Bataraz
no solo buscará reencontrase con el triunfo sino que además la victoria
lo volverá a depositar en el primer puesto de la Conferencia Sur, que
hoy está en manos del Deportivo Viedma.


“Fue una gira dura, en la primer partido (vs. Villa Mitre) no nos
encontramos nunca dentro de la cancha, no hicimos nunca nuestro juego
defensivo, porque en ofensiva hicimos más de 80 puntos. En defensa no
fuimos intensos, como estamos acostumbrados y eso se notó en la cancha”,
fueron las primeras palabras de Mariano Marina en su análisis de la
gira; luego agregó: “Contra Atenas entramos con otra mentalidad y fue lo
que nos ayudó a traernos un partido, que parece poco pero ganar fuera de
casa es muy difícil”.


El cierre de la cadena de partidos fuera de casa fue ante Viedma, al
respecto el base comentó “No comenzamos bien, pero siempre estuvimos
ahí. No creo que haya sido un mal partido nuestro pero no le encontramos
la vuelta a determinadas situaciones que le permitieron a ellos sacar
esa ventaja”. En lo personal fue la mejor noche de Marina en la
competencia “fue uno de mis mejores noche pero me quedo con uno que tuve 9 asistencias.

Me sentí muy cómodo, veo que vengo en alza” En cuanto al partido de este sábado mencionó “Quilmes es un buen equipo tiene jugadores de jerarquía y experiencia; cierra la gira contra nosotros e imaginamos que llegarán cansados después de dos partidos duros, veremos cómo reaccionan”.
En cuanto a Jeremías Sandrini, el proceso de recuperación de la fractura
marcha como se esperaba y la próxima semana se sumará a los trabajos
junto al plantel, en algunos movimientos y sin roce.

En 15 días el rosarino volverá a ser controlado y ahí se determinará si se le da el alta médico, el objetivo del jugador y del cuerpo técnico es que llegue
al Súper 4, pero todo dependerá de la evolución.

El juego del sábado a las 20:00 será el 53° entre Estudiantes y Quilmes,
el primero por Liga Argentina ya que todos los anteriores fueron por
Liga Nacional. El historial indica que el Bata ganó 28 y el Cervecero
24 mientras que de local Estudiantes ganó 19 y perdió 8. El último
enfrentamiento entre ambos fue el 3 de marzo de 2006.

Comentarios
Cargando...