Buscan promover la menstruación como un asunto de derechos humanos y no solamente “de higiene”

Según datos de UNICEF, 500 millones de personas menstruantes en el mundo no tiene acceso a instalaciones seguras ni productos de higiene menstrual.


Una de cada 3 adolescentes en América Latina falta a la escuela de manera regular por no contar con implementos adecuados para gestionar de forma digna su periodo menstrual: agua limpia, ropa interior adecuada y toallitas sanitarias, tampones o copas menstruales. 

En lugar de ello tienen que recurrir a calcetines, trapos o papel, una situación nada digna y que afecta su autoestima y frenando así sus oportunidades educativas y desenvolvimiento social.

Al respecto, Natalia Haag, directora de Testeo y Prevención de VIH de AHF (Aids Healthcare Foundation) Argentina explicó: “No siempre las personas pueden acceder a los medios correspondientes de higiene menstrual o contar con instalaciones de baño seguras. 

Por este motivo, es vital vincular la salud menstrual a políticas de estado y considerarlo como un derecho que debe ser garantizado económicamente y aceptado socialmente sin tabúes”.

De acuerdo con UNICEF, en el mundo más de mil 800 millones de personas menstrúan, pero a 500 millones de ellas se les niega el acceso a instalaciones seguras y a los productos sanitarios que ayudan a manejar sus períodos de manera saludable. De acuerdo con un estudio del Instituto CEERI, en la región de América Latina y El Caribe, solamente 9 de 31 países consideran a los productos de higiene menstrual como productos de primera necesidad.

“En 2018, Colombia se convirtió en el primer país de América en eliminar el impuesto del valor agregado (IVA) del 16% de los productos de higiene menstrual, seguido por México en 2022. Por el contrario, Chile gravó estos productos con un 19%, el segundo más alto en la región, por detrás de Uruguay con 22% de gravamen”, detalla el estudio.

El Día de la Salud Menstrual es reconocido cada 28 de mayo en el mundo y fue lanzado por activistas en 2014 para resaltar la importancia de la educación sobre el manejo de la salud menstrual y empoderar a todas las personas menstruantes para participar plenamente en la sociedad y vivir una vida saludable y autodeterminada. 

AHF celebrará diversos eventos alrededor del mundo con una sola consigna: #MenstruaciónDigna: pongamos fin a la #PobrezaMenstrual.

En Argentina, se llevarán a cabo acciones para concientizar sobre el acceso a la gestión menstrual como un derecho para todas las personas menstruantes que habitan en el país. 

Entre ellos, este martes a partir de las 13 en los Centros Comunitarios de Salud Sexual de AHF Argentina, ubicados en la ciudad de Rosario (Avenida Pellegrini 341) y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (San Martín 899), se distribuirán insumos de gestión menstrual como toallitas desechables y reutilizables, además se brindarán charlas y asesoramiento a todas las personas menstruantes que se acerquen.

En el país, más de 12 millones de niñas, adolescentes, mujeres, varones trans y no binaries menstrúan. Sin embargo, los productos de higiene menstrual pueden ser hasta un 50% más costosos que el promedio de productos de la canasta básica. 

Los obstáculos económicos que se experimentan en el acceso a estos productos (toallitas, tampones, copas u otros), así como los tabúes sociales alrededor de la menstruación, tienen consecuencias en su salud, educación y bienestar general de las personas menstruantes.

Urge hablar de la menstruación y educar en el respeto, tanto a niños como a niñas. Además, la constante búsqueda en la generación de las políticas públicas para crear entornos en que las personas menstruantes tengan acceso a los implementos durante su periodo, logrando combatir el estigma entorno a la menstruación y que las personas accedan a su Derecho a menstruar con dignidad y a no ser segregadas nunca más. 

Según datos oficiales de la plataforma “Precios Claros”, del Gobierno nacional, en Argentina el promedio del gasto anual de menstruar utilizando toallitas es $43.276.31, y en el caso de los tampones es de $64.232.44.

Diferentes provincias como Misiones, Córdoba, Tucumán, La Rioja, San Luis ya tienen políticas públicas de gestión menstrual que facilitan el acceso de estos productos a niñas, adolescentes y mujeres. 

También se llevan adelante acciones municipales a lo largo de todo el país. Siendo así una temática del cual los municipios y provincias se ocupan y preocupan para que las y los habitantes de las localidades puedan tener una vida digna, mejorándola considerablemente.

AHF se comprometió desde 2019 a contribuir para revertir la situación mediante discusiones públicas, programas educativos, actividades lúdicas. En 2023 distribuyó en América Latina y El Caribe más de 250 mil toallas sanitarias, así como otros productos de higiene y copas menstruales.

Comentarios
Cargando...