Villa Gesell: se encajó en la arena el camión que llevaba a los “extras” del reconocimiento

Fuente: LA NACION – Crédito: Hernán Zenteno

¡Vamos Los Pumas!”, gritan los pibes después de empujar el camión de traslado de efectivos que los interceptó camino a la playa, los trajo hasta la sede de la Secretaría de Seguridad municipal y se quedó encajado en la arena.

El humor sobrevive a pesar de la muy calurosa y soleada tarde que iban a pasar en el mar y los tiene, sin más remedio, bajo el caluroso techo del edificio elegido para las rondas de reconocimiento de imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido el sábado último.

Esta tanda llega en remera, shorts y ojotas, sorprendida a metros de los balnearios. Otra, más temprano y recién asomado el sol, se nutrió de una veintena de jóvenes que marchaban por las calles a la salida de un boliche bailable. Era ya media tarde y varios de estos últimos todavía estaban sin dormir.

Todos, trasladados en móviles policiales, convocados a ser “extras” a la par de los diez imputados por el homicidio cometido frente a la discoteca Le Brique. Junto estos también está Pablo Ventura, ya liberado pero citado para ser parte de estas rondas solicitadas por la fiscal Verónica Zamboni, a cargo de la investigación.

“Todo lo que quiero es irme a descansar, estoy muerto”, dice Ignacio, de Capital Federal, que esperaba el colectivo en Paseo 132 cuando una patrulla y un colectivo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires estacionó a un par de metros. “Me pidieron documentos y que los acompañe”, reseña el diario La Nación.

“Estamos de vacaciones con diez amigos y nos trajeron sin darnos muchas explicaciones”, dijo otro joven de 19 años que participó de la primera ronda, compartida con Thomsen, uno de los acusados de ser autor coautor del crimen de Báez Sosa.

Comentarios
Cargando...