Estudio eseverri desktop movile

El recuerdo a Helios Eseverri a catorce años de su fallecimiento


Este martes se cumplen catorce años del fallecimiento del ex Intendente Helios Eseverri. La fecha no pasó inadvertida para gran parte de la dirigencia local que volcaron en sus redes sociales sus recuerdos sobre el hombre que marcó la vida política y social de Olavarría luego del regreso a la democracia.

Eseverri murió el 21 de septiembre de 2007, en el Hospital Municipal. El mismo hospital que soñó, diseñó y proyectó. El mismo hospital que en estos últimos años fue mirada de muchos debido a que soportó los embates de una pandemia que paralizó el mundo. En 2007 la muerte de Eseverri se conoció alrededor de las 7.20 de la mañana en momentos en que le periodista Omar Chamorro lo comunicaba en los micrófonos de Radio Olavarría para que luego la noticia corriera como reguero de pólvora. Cerca de las 8 la Dirección de Prensa del Municipio no sólo confirmaba el deceso sino que daba detalles de como sería su despedida y se declaraba duelo municipal. Julio «Chango» Alem asumía como Intendente Interino para completar el mandato.

Polémico y visionario, Helios Eseverri marcó a varias generaciones al frente del Palacio Municipal San Martín. Ejerció el cargo de Intendente entre los años 1983-1987 y 1991-2007, 20 años como al frente de la ciudad. En el terreno de la política, Eseverri desarrolló una larga militancia en la UCR, partido al que representó entre 1958 y 1966 como concejal, habiendo presidido el bloque de esa fuerza desde 1963 a 1966. En 1973 fue electo senador provincial, hasta el golpe militar de 1976. Lo que caracterizó a Eseverri no fue tanto la jerarquía de los cargos que ocupó sino una capacidad inigualable para medir con precisión milimétrica cada objetivo político, el modo de plantearlo al público, con quienes acordar, con qué otros confrontar y en qué tiempos dar cada paso. Eseverri fue un hombre austero y su familia así lo interpretó: su despedida también lo fue.

«A Eseverri no le hubiera gustado que la ciudad se parara por una semana», decía en aquel entonces quien ocuparía su lugar para completar el mandato, Julio Alem. Helios Eseverri fue el primer Jefe Comunal de la ciudad que murió en funciones y si bien en un principio se especulaba con un velatorio en un lugar público, su familia decidió lo contrario. Sus hijos José, Ana y Estela decidieron que los restos del Jefe Comunal sean velados en la sala de la avenida Pringles donde durante la jornada fue un verdadero desfiladero de vecinos y dirigentes políticos de distintos espacios y distintos niveles. Se recuerda, incluso, la llegada a la ciudad del entonces Gobernador Felipe Solá, entre otros.

Quizás la imagen que muchos no podrán borrar de su memoria fueron los cientos de vecinos que se acercaron al Camino de los Peregrinos y entre aplausos y lágrimas vieron pasar el cortejo funebre que trasladaba los restos del Jefe Comunal a su morada final. El pueblo despedía a su Intendente sin importar sectores sociales, políticos y económicos.

Este martes, a 14 años de su fallecimiento, fueron muchos quienes se volcaron a recordarlo destacando muchas de sus virtudes y su visión del Estado.

Comentarios
Cargando...