El “voto del campo” volvió a acompañar a Macri en la provincia de Buenos Aires

 A algo más de una década de la famosa resolución 225 que enfrentó al campo con el Gobierno de Cristina Fernández, este sector volvió a darle un respaldo a Mauricio Macri en los “municipios chacareros” de la provincia de Buenos Aires.

Aunque en parte por enojo o bien por la marcha de la economía, desde la elección de 2015 (e incluso desde la de hace dos años) el Presidente perdió un enorme caudal de votos, supo levantar su performance si se compara con las PASO del 11 de agosto. En parte, esto se debió a que se mostró en las últimas semanas en ciudades bien agropecuarias con su marcha del “Sí se puede”.

Mientras que Macri sacó 35,9% de los sufragios en la provincia de Buenos Aires, en las zonas agropecuarias estuvo muy por encima y promedió en distritos sojeros, trigueros y maiceros el 45% de los votos, con picos de 52%.

Entre los distritos con más de 100 mil hectáreas sembradas de soja se destacan Pergamino, por donde pasó el mandatario y que le permitió levantar la puntería. Ahora obtuvo el 52,3% de los votos (10 puntos más que en las primarias) contra el 37,6% de Alberto Fernández.

En Junín, que también vio pasar la marcha del “Si se puede” cosechó 45,9% contra el 43,8% del Frente de Todos y revirtió el resultado del 11 de agosto, donde había caído por 6 puntos. Cerca de allí, en Rojas, Macri ganó 51,3% contra 39,6%; en Lincoln 50,7% contra 40,4%; y en Chivilcoy 49,3% contra 35,4%, pese a que en esta comuna se impuso a nivel local el intendente con la boleta de Consenso Federal y Cambiemos terminó tercero.

En el noroeste, una región agrícola-ganadera con fuerte producción tambera, Macri logró ampliar la base mientras Fernández la mantuvo. Tal el caso de Trenque Lauquen, donde el Presidente ganó por unos 8 puntos porcentuales, en Villegas por 11 y Rivadavia por 7. 

Comentarios
Cargando...