«En cementeras y canteras está todo parado»


El delegado regional del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Lucas Miriuka alertó en las últimas horas sobre la situación de empleo y producción que afecta a Olavarría. Días atrás el mismo funcionario había confirmado que durante enero hubo más de 100 despidos vinculados con parálisis de la obra pública o recesión en el plano privado.

“Olavarría es una ciudad industrial, si la obra pública y la construcción cae y no se recupera en los próximos dos o tres meses el panorama va a ser muy complicado”, alertó en diálogo con la Agencia de Noticias DIB el delegado local del Ministerio de Trabajo bonaerense, Lucas Miriuka.

El funcionario explicó que Olavarría “históricamente tuvo un desempleo bajísimo por la cantidad de industrias”, pero que la situación actual “impacta muchísimo” en los puestos laborales. Es que, más allá de las consecuencias directa, la paralización de la obra pública también genera inconvenientes en el sector industrial local vinculado fuertemente a la producción de materiales de construcción.

“En cementeras y canteras, que son el mayor lugar de ocupación, está todo parado. El hecho de que se paralice la obra pública en el país implica una caída en las ventas. Por ejemplo, la cantera LCE, que produce sólo para obra pública, ya despidió 18 trabajadores”, indicó Miriuka. Y agregó: “El temor es que siga ocurriendo con las demás canteras y cementeras”.

Asimismo, detalló que desde el Ministerio intentan “mediar entre empresa y sindicatos” para evitar despidos, pero que las negociaciones son hoy más complicadas que en la pandemia cuando “había programas y acuerdos” con el sector privado.

“Hoy la empresa no ofrece mucho y sin trabajo explica que no tiene facturación. Con eso el panorama de negociación se complica”, agregó el funcionario.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...