“Estamos preparados para afrontar las nuevas políticas de desarrollo territorial”

Marcos Lavandera y la proyección del Centro de Desarrollo Emprendedor e Innovación.


Mientras varios organismos oficiales desaceleraron su ritmo en enero, otros lo vivieron con extrema intensidad. El cambio de gobierno, fundamentalmente, provocó que varias dependencias tuviesen que adecuarse a las nuevas políticas y designaciones.

El Centro de Desarrollo Emprendedor e Innovación (CDEI) de la FIO, estuvo particularmente activo desde el arranque del año.

Su Director, Marcos Lavandera, reflexiona sobre lo actuado y lo que está por venir.

Considerando que el emprendedorismo es una de las competencias FIO más vinculadas con el ecosistema territorial, ¿qué impacto tuvo el cambio de políticas a raíz del nuevo gobierno?


Nos hemos encontrado con gratas sorpresas. Coincidiendo política y conceptualmente, advertimos en la instancia nacional y municipal –que es la que hemos contactados en estos días pasados; la provincial la abordaremos en próximos días- una tendencia a profundizar el desarrollo territorial. Y esto se propone a través del emprendedorismo, la innovación. Y ese es un camino que nosotros venimos transitando desde hace algunos años, por lo que prevemos que podemos tener un protagonismo mayor. Por otra parte, nos obliga a repensar algunas actividades internas, para tener más presencia en el territorio, con ingenieros y emprendedores en un ecosistema más movilizado. Presumo que eso nos hará pensar en nuevos emprendimientos y nuevos procesos de vinculación con el medio, y de reactivación de algunos actores del ecosistema.

Que el gobierno mire al emprendedorismo como motor del desarrollo territorial, ¿es una idea novedosa o el mismo tejido emprendedor provocó que se lo piense en ese papel?


Creo que el gobierno anterior intentó movilizar más el emprendimiento con menos visión territorial, quizá con una bajada de línea más unidireccional, más “enlatados”, con metodologías más centralizadas. Y lo que aparenta que va a pasar con este gobierno es que va a actuar por demanda de los territorios. Los ecosistemas van a tener que movilizarse, y a partir de ahí generar las demandas, en términos de emprendimiento, innovación, cadenas de valor, relación con pymes. Es decir, que haya ahí un entramado mucho más dinámico y, por lo tanto, más demandante.
También es cierto que nos encontramos con un panorama económico muy complejo, al menos juzgando por las reuniones que yo he tenido. Va a ser un año muy difícil. Lo que hemos venido conversando es que esas demandas no podrán ser masivas sino que deberán ser bien puntuales y de alto impacto. Entiendo que esto derivará en nuevas empresas, nuevas formas de capacitarse, nuevas formas de vincularse, mucha más transferencia de conocimientos desde el sistema científico al medio.

Da la sensación que este contexto deja prácticamente armado el plan 2020 del CDEI…


La Facultad de Ingeniería ha tomado, desde hace años, una decisión política fuerte de trabajar el emprendedorismo y la innovación como modelo de vinculación con su entorno. Lo interesante es que para nosotros se tratará de fortalecer lo que ya venimos haciendo. Nosotros hace tres años que hacemos la Jornada de Desarrollo Territorial, y justamente el 9 de marzo estaremos haciendo una nueva edición en el Centro Cultural San José, de Olavarría. Hay vínculo con los municipios. Tenemos presencia en el ecosistema local. Entonces que hoy nos digan que ese es el camino a fortalecer, es muy gratificante, aunque debemos profundizar la relación estado, empresas, organizaciones y conocimiento.

Desde el punto de vista del emprendedorismo, ¿cómo se arma el mapa político entre Nación, Provincia y Municipio, considerando que no están alineados políticamente?


Para nosotros no es tan complejo, porque Olavarría es dinámica. Tenemos una muy buena relación con la Secretaría de Desarrollo Económico, particularmente con su titular Julio Valetutto. Hay una línea de trabajo desde hace varios años, y es algo que está activo.
La Provincia se está armando, todavía no tiene un área de emprendedores. La semana que viene tengo reuniones por este tema.
Y en la Nación la Subsecretaría de Emprendedores, propone esta forma de trabajar que describía antes. Hemos establecido contacto con su titular, una funcionaria muy apreciada por nosotros debido a su trayectoria y capacidad, que es la Licenciada Mariela Balbo.
Yo veo que la potencialidad es favorable. Aun en un año complejo, vamos a tener que autoabastecernos con la mayor cantidad de herramientas de que dispongamos, y recurrir a la Nación solo para cosas excepcionales. Ya no va a estar la Academia Argentina Emprende como tal, que proveía de capacitaciones, habrá que pedir específicamente qué cursos se necesitan y para qué, en clave de procesos de Desarrollo Territorial.

Enero fue entonces un mes intenso…


Empezamos a ejecutar el convenio con Laprida, estamos yendo una o dos veces por semana, ahora en la etapa de capacitación de funcionarios municipales. Mantuvimos el contacto con Trenque Lauquen, que también tuvo algunos cambios, y estaremos yendo ahí. Lo mismo con América, capacitando a nuevos funcionarios y emprendedores. Y nos dedicamos a rediseñar el CDEI para fortificar el desarrollo interno apuntando al territorio, y esto significa trabajar con docentes, estudiantes e investigadores, preparándonos para esta nueva política. Recibimos todo el equipamiento pendiente del Club de Emprendedores, o sea que estamos listos para promover emprendimientos de base tecnológica. Estamos bien, sentimos que estamos armados para afrontar exitosamente esta etapa.

¿Qué resultó de los encuentros de la semana pasada?


Estuvimos en la Universidad de San Martín, con los secretarios de Producción de varios municipios. Estuvo el Ministro de Producción de la provincia Augusto Costa, el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación Roberto Salvarezza y el Secretario de PyMEs y Emprendedores Guillermo Merediz. Ahí se presentaron los lineamientos generales de por dónde va a pasar la política de estos ministerios. Queda claro que la prioridad es atacar la urgencia, parar la caída, el cierre de pymes, parar el desempleo. Todo eso es un esfuerzo económico, metodológico y político enorme, lo que frena algunas perspectivas pero deja claro por dónde va a pasar la cosa. Habrá mucho más esfuerzo en lo productivo y en lo territorial que en lo financiero, y eso es una buena señal.

¿Cómo liga esta tendencia con lo que viviste en Córdoba, España, sobre el final del año pasado?


Es curioso, porque cuando asistí al Congreso de AFIDE (Asociación para la formación, investigación y desarrollo del emprendimiento, de la Universidad de Salamanca), uno de los temas centrales fue el desarrollo territorial. Esto marcó dos cosas importantes: por un lado, advertir que en el mundo se está pensando en este sentido; y, por otro, resaltar que por la experiencia que el CDEI y la Facultad de Ingeniería ha sumado, asistimos allí para exponer, más que para escuchar. Nuestras ponencias fueron un insumo destacado en el marco de ese evento. Coordinamos una Mesa de Desarrollo Territorial, todo esto nos ha puesto en un lugar relevante ya en el plano internacional. De allí, está gestionándose una pasantía sobre Desarrollo Territorial en Añora (una localidad de Andalucía), y coordinamos en Latinoamérica una línea de investigación que se está lanzando en estos días, sobre Educación Emprendedora.
Ese Congreso fue un hito para nosotros, porque nos proyecta a un plano internacional muy interesante, que a la vez es un reconocimiento a lo que se ha venido haciendo en la FIO desde que se decidió transitar por este camino. Deberemos seguir trabajando internamente para aumentar nuestra capacidad de respuesta, el ecosistema regional ofrece muchísimas oportunidades y no siempre las aprovechamos, esto abre líneas de trabajo académico, de investigación y de transferencia. ¡Están ahí esperándonos! 

Comentarios
Cargando...