Excarcelaciones rechazadas para dos olavarrienses que llevaban cocaína en un auto

Un juez de Garantías rechazó un pedido para que recuperaran la libertad dos hombres que están detenidos por una infracción a la Ley de Estupefacientes.

Domiciliados en Olavarría e identificados como Aldo Oscar Saavedra, de 33 años de edad, y Mariano Alcides “Cholo” Scarpitta (41), hace ocho días ambos fueron arrestados, cuando llevaban cocaína en un auto en el que viajaban en dirección a esta ciudad.

A ese rodado, un Peugeot 408, policías de Vial Azul lo interceptaron en horas de la mañana del pasado sábado 11 del corriente mes en la rotonda que une a las rutas 51 y 226.

Al ser requisado el vehículo, debajo del asiento delantero del acompañante se hallaran cuatro trozos de cocaína que en total pesaban más de cien gramos y estaban en una bolsa de nylon, lo que se tradujo en que los ocupantes del vehículo fueran aprehendidos.

Al día siguiente Juan José Suárez, el titular del Juzgado de Garantías número 3, convirtió en detenciones a las aprehensiones de los dos, después de que los domicilios en Olavarría de ambos acusados fueran allanados, al igual que la casa donde en esa vecina ciudad vive la pareja de uno de ellos.

La causa penal por la que Saavedra y Scarpitta se encuentran detenidos se instruye desde la UFI 22 que en los Tribunales de Azul está a cargo del fiscal Lucas Moyano.

A la espera de cupos en una unidad penal, transitoriamente ambos hombres permanecen privados de la libertad en la Estación de Policía Comunal de Tapalqué, acusados hasta el momento del delito de tenencia ilegitima de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas al consumidor.


Denegado Desde una Defensoría Oficial había sido presentado el pedido
para que los imputados fueran excarcelados, solicitud que anteayer
viernes el magistrado a cargo de Garantías 3 rechazó, por considerar
que “la escala penal de la calificación otorgada ‘prima facie’ a los
ilícitos atribuidos tiene previsto un mínimo de cuatro años de prisión
y un máximo de pena de quince años de prisión, evidenciando la
gravedad del injusto que se les atribuye sobre el que se sustenta la presunción legal de elusión de la justicia, siendo que para el Suscripto el monto de la pena es un parámetro válido para inferir el riesgo procesal de elusión de la justicia”.

Esa “presunción de fuga derivada del alto monto de pena en expectativa” -circunstancia citada por el Juez de Garantías en esta resolución- se convirtió en el principal motivo de la denegatoria a esa solicitud formulada para que
ambos acusados recuperaran la libertad.

Cuando Saavedra y Scarpitta quedaron detenidos hace una semana, en el fallo que dispuso el dictado de esas medidas cautelares el magistrado Suárez señaló que los dos hombres figuran actualmente investigados en más causas que también se relacionan con presuntas infracciones a la Ley 23737, el motivo por el que resultaron arrestados ese ya referido sábado
11 de julio que pasó. Por Jose Fabián Sotes (Diario El Tiempo de Azul)

Comentarios
Cargando...