Fede Chingotto y su exitoso presente: “vengo de una familia humilde, que tuvo que trabajar mucho”


Ph: Padelazo.

El olavarriense Fede Chingotto está pasando uno de sus mejores momentos en España y a través del padel está logrando gran parte de lo que se soñó alguna vez en nuestra ciudad. Entrevistado por el periodista Álvar Madrid, Fede cuenta cómo llegó a este presente que, objetivamente, parece no tener techo.

La entrevista completa puede leerse en Relevo.

El olavarriense ha conseguido dos títulos y un subcampeonato en las tres pruebas que ha disputado, los mismos que en el resto de su carrera. Ha encontrado en el exnúmero, Ale Galán el complemento perfecto a su juego, tanto es así que ya se habla de ellos como los aspirantes a pelear el trono del pádel mundial a los todopoderosos Agustín Tapia y Arturo Coello.

Dice Fede: “Estoy feliz, contentísimo. Vengo trabajando muy duro, tanto con Ale, como en toda mi carrera, por tratar de sacar mi mejor versión y creo que Galán lo está consiguiendo. Disfruto del día a día y del momento.”

Sobre sus orígenes y cuánto costó este presente, Federico cuenta: “He pasado por momentos duros, hemos tenido que remar mucho. Las puertas tardan en abrirse, pero lo importante es tropezar y seguir intentándolo. Luchar, por más que se niegue una, dos, tres, cuatro o quince veces, hay que seguir intentando, seguir creyendo en el sueño de cada uno. Da igual si consigues o no el objetivo, lo importante es llegar al final del día y decir, me vacié, lo estoy intentando todo y eso te va a dejar tranquilo.”

Sobre cómo llegar a las primeras competencias en aquellos torneos iniciales, Fede Chingotto contó al medio español: “vengo de una familia humilde, que tuvo que trabajar mucho. Tenían que hacer rifas para poder viajar a los torneos. A veces no podía llegar con antelación porque no me podía pagar una noche de hotel, entonces salía un día antes y en la mitad del camino, dormía en el coche para ahorrarnos una noche.”

Sobre esos recuerdos dice: “son anécdotas que llevo conmigo, que son el motor que me impulsa a seguir, a disfrutar el momento y recordar que sigue siendo un juego, que hay que tratar de divertirse lo máximo posible.”

Sobre su actualidad y el salto profesional en España, comenta: “fue muy duro, porque a día de hoy toda mi familia sigue en Argentina, pero bueno, también tengo a mi familia española. Gaby me acogió como un hijo, digo que es un segundo padre para mí. También mi preparador físico Martín Pitilla y Juan Restivo, son grandes amigos que los tengo en los momentos buenos y sobre todo en los malos, que es lo fundamental.”

Fede no ahorra definiciones interesantes para quienes emprenden una aventura como la de él: “la carrera del deportista es muy dura e ingrata. Trabajas muy duro, pero eso no significa que vayas a tener un buen resultado. Al final es chocarse una pared constantemente, entonces es un callo que se te va haciendo en la cabeza, que es duro, pero creo que todos los jugadores de alto rendimiento saben que es así. Lo importante es el trabajo, vaciarse, darlo todo y sin esperar un resultado a cambio, sólo hay que disfrutar del camino.”

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...