Femicidio en Saladillo: “Disfruta porque te queda poco”, la amenaza a Rocío


Una marcha en Saladillo por el crimen de Rocío. (La Mañana de 25 de Mayo)

Mientras Renzo Eduardo Chidichimo, el hombre acusado de acribillar de siete balazos en Saladillo a su compañera de trabajo Rocío González, sigue prófugo desde el jueves, trascendió por estas horas una escalofriante frase que el femicida le dijo a la joven de 25 años: “Disfrutá porque te queda poco”.

Así lo relató Mariana González, una de las tías de la joven asesinada, quien relató que el femicida la había amenazado 48 horas antes del crimen. “Le dijo que disfrutara porque ya le quedaba poco”, sostuvo la mujer, en diálogo con TN. Por eso, la víctima tenía planeado denunciar al violento por tercera vez el viernes, pero no hizo a tiempo. “Fue directamente a matarla, ni tiempo a pulsar el botón antipánico le dio”, afirmó Mariana.

La víctima lo había denunciado ante la Justicia en al menos dos ocasiones, pero no fue suficiente. El jueves pasado fue al lugar donde ambos trabajaban en esa localidad bonaerense y le disparó siete veces, para después fugarse.

“Este asesino estaba obsesionado con ella, tenía todo premeditado”, contó ahora la tía de la víctima.  Y se lamentó: “La Justicia le dio el tiempo suficiente a este hombre para que comprara el arma, tuviera la tenencia y matara a mi sobrina”.

Rocío ya había denunciado a Chidichimo dos veces por maltratos, acoso laboral y violencia psicológica. Por esas denuncias se tomaron medidas cautelares que no fueron efectivas.

Según contó el diario La Mañana de 25 de Mayo, la joven, madre de un pequeño de 2 años, jamás estuvo en pareja con el homicida. “Trascendió que hace un tiempo ella simplemente lo había ayudado a preparar una materia. De a poco el sujeto se obsesionó y la acosaba todo el tiempo”, informó.

Desde el jueves, tras cometer el crimen,  permanece prófugo. Hasta el momento las autoridades solo encontraron abandonada la moto con la que se dio a la fuga. Sin embargo, la Policía lo busca intensamente con perros rastreadores.

Desde que sucedió el hecho, familiares y organizaciones de la ciudad se han movilizado para pedir justicia frente a la Fiscalía y a la Comisaría. (DIB)

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...