Femicidio: Hallan asesinada y enterrada a la joven desaparecida en Moreno

Se trata de Camila Aldana Tarocco, quien fue vista por última vez el pasado 4 de abril cuando salió de su casa a retirar dinero de un cajero automático.


Fuente: TELAM

Camila Aldana Tarocco, de 26 años, fue hallada este miércoles asesinada dentro de una bolsa enterrada a 200 metros de la casa de su ex pareja, quien estaba detenido como sospechoso de femicidio, en la localidad de La Reja, partido de Moreno.

Los voceros dijeron que el hallazgo del cuerpo se produjo cerca de las 0.30 en un descampado situado en la avenida Monsegur y la calle San Cayetano, cerca del predio recreativo del Sindicato de Seguros y a dos de la casa de principal acusado, Ariel Alberto González, con quien Camila tenía dos hijos.

Hasta allí llegó una brigada policial con canes rastreadores, que detectaron tierra removida entre unos pastizales y encontraron una bolsa negra que contenía el cadáver de Camila.

La fiscal 3 de Moreno-General Rodríguez a cargo de la causa, Luisa Pontecorvo, se presentó en el lugar y ordenó trasladar así como fue hallado el cuerpo a la morgue judicial de General Rodríguez, donde será sometido a la autopsia con el fin de establecer la causa de la muerte y la fecha.

La búsqueda se centró en ese sitio tras un llamado anónimo realizado a la comisaría N°8 de Moreno, en el que se indicaba dónde estaba el cuerpo, explicaron las fuentes.

Previo a ello, familiares del acusado revelaron a los pesquisas que el 4 de abril el propio Gonzalez había llegado a su casa y contado que había matado a Camila.

Camila había desaparecido la mañana del sábado 4 de este mes y el lunes 6 su familia radicó una denuncia formal que dio inicio a la investigación.

En el marco de la causa, el último 8 de abril, la fiscal dispuso el arresto de la ex pareja de Tarocco, González, quien declaró en esa oportunidad que había estado con ella hasta el sábado a la mañana, ya que luego de pasar la noche juntos, la había acompañado hasta una parada de colectivos.

Según el acusado, tras despedirse, Camila se iba a cobrar a un cajero automático los 10 mil pesos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que el Gobierno Nacional otorga a los trabajadores del sector informal mientras está vigente la cuarentena por el coronavirus.

Pero sus dichos no convencieron a la fiscal, quien lo dejó detenido como sospechoso de la desaparición de Camila y también porque descubrió que había violado una prisión domiciliaria que le impusieron por violencia de género que tramita en la Justicia de General Rodríguez.

Además, dijeron los voceros, la funcionaria judicial estableció luego que el dinero del IFE depositado en la cuenta de la joven no había sido extraído ni se había realizado ningún movimiento, es decir que Tarocco nunca había llegado al banco.

Para esta jornada, con la luz del día, la fiscal ordenó una nueva inspección en el lugar del hallazgo del cuerpo y la búsqueda de pruebas que puedan incorporarse a la causa. Para mañana, en tanto, tiene previsto indagar al sospechoso detenido.

En un allanamiento realizado en la casa del acusado, los investigadores secuestraron una pala con tierra seca y otras pertenencias de la joven, aunque no lograron localizar aún su teléfono celular.

En el marco de la pesquisa, Pontecorvo también demoró para que declare a la actual pareja de la joven, un ex soldado voluntario, aunque luego fue liberado pero aún continúa sujeto a la investigación judicial.

Los hijos de la víctima y el acusado, en tanto, están al cuidado de familiares de González, con quienes vivían previo al hecho, agregaron las fuentes.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...