Fernández promete mano dura: “Si el relajamiento sigue, las fuerzas de seguridad disiparán a la gente”

El Presidente afirmó que es “peligroso” lo que está ocurriendo. Aclaró que, tras el fin de año, harán un seguimiento semanal de la situación.


Preocupado por la suba de casos de coronavirus y luego de reunirse con Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, el presidente Alberto Fernández advirtió este jueves que evalúa que las fuerzas de seguridad salgan a la calle “para disipar a la gente” debido a las grandes aglomeraciones que se dan en esta época del año y anticipó que harán un “seguimiento semanal” de la situación.

“Si vemos que la situación no afloja y el relajamiento sigue, vamos a ver de qué modo las fuerzas de seguridad empiezan a actuar en la calle para disipar a la gente e impedir aglomeraciones”, aseguró Fernández respecto del aumento de casos durante diciembre y de las diferentes fiestas clandestinas que se reportaron en los últimos días, como las registradas durante Navidad en plazas tanto del conurbano como de la Ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, el mandatario aclaró que no evalúa aplicar un toque de queda como en Europa. “No hablo de toque de queda, lo tenemos que evaluar.  Pero sí de mayor presencia policial en la calle buscando que la gente circule”, dijo, y habló de una especia de “toque sanitario”, que ya se aplicó en algunas provincias y es evitar que haya aglomeraciones de noche.

En declaraciones a Radio 10, el mandatario aseguró que con Larreta y Kicillof tienen la sensación de que “diciembre fue un mes de mucho relajamiento que llevó a reuniones sociales y que posibilitó que hubieran marchas en Buenos Aires, por distintos motivos”, y mostró preocupación con lo que, dijo, vio en la noche del 24 de diciembre.

“Tomamos la decisión de volver a juntarnos la semana que viene, hacer un seguimiento semanal, dejar pasar el 31. Y si vemos que la situación no afloja y el relajamiento sigue, ver cómo las fuerzas de seguridad empiezan a actuar en las calles para disipar a la gente y para impedir que esas aglomeraciones ocurran”, añadió.

“Chicos jóvenes que se reúnen en las plazas sin barbijos, con música a todo lo que da, y como tienen los boliches cerrados, terminan en las plazas hacinados. Y la existencia de las fiestas clandestinas que se promueven por las redes sociales. Todo eso es caldo de cultivo para el virus y es algo a lo que le tenemos que prestar atención porque es algo muy peligroso”, subrayó.

El aumento de casos de coronavirus de las últimas semanas volvió a juntar a Fernández con Kicillof y Larreta, que se reunieron en la tarde del miércoles en Olivos. Allí, analizaron la posibilidad de retomar algunas restricciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) si los casos positivos siguen en aumento. Los más de 4.000 contagios diarios en la Provincia y los más de mil en la Ciudad, que se registraron el martes y el miércoles, sirvieron para revitalizar el diálogo. (DIB) FD

Comentarios
Cargando...