Finalmente murió la nena de 2 años que protagonizó un choque en Azul

18042017_12_camioneta

La criatura fue rescatada del interior del automóvil y trasladada por un particular hasta el Hospital Materno Infantil “Argentina Diego”, donde se constató su deceso. Mario Gorosito, quien estaba al mando del antiguo modelo de una Chevrolet S-10, quedó imputado de homicidio culposo.

 

 

Fuentes policiales y médicas confirmaron ayer el fallecimiento de la nena de 2 años que viajaba en el Chevrolet Corsa gris que anteanoche se embistió de frente contra una camioneta de modelo antiguo en la Avenida Chaves, a la altura de la pista de ciclismo. La menor había sido rescatada del interior del automóvil y trasladada por un particular hasta el Hospital Materno Infantil “Argentina Diego”, donde se constató su deceso. La niña, Bianca Abigail Herrera, era una de las seis personas que viajaban en el coche que, por causas que se tratan de dilucidar, se estrelló contra una Chevrolet S-10 de color borravino, quedando con la trompa de la unidad incrustada debajo del tren delantero. Los restantes tripulantes del rodado menor debieron recibir atención en el Hospital Municipal “Dr. Ángel Pintos”, por golpes y heridas de diversa consideración.

 

Como se informó en la edición anterior, alrededor de las 19.30 del domingo, el accidente se registró en momentos que el Corsa se dirigía hacia la Ruta Provincial N° 51 –de hecho, los ocupantes del rodado tienen domicilio en Tapalqué- y, en sentido contrario, se movilizaba la camioneta con Mario Gorosito como único tripulante.

 

Serán los peritos accidentológicos y planimétricos de la Policía Científica quienes tengan la posibilidad de determinar las causas del fortísimo encontronazo, pero es un dato concreto que el choque se produjo en el carril por el que circulaba el Corsa.

 

Además de la nena que falleció, viajaban en el auto su mamá, Luciana Camila Aguilera, de 17 años; Aldana Farías, de 27; Gabriela Lozano, de 48; Mariano Lozano, de 25; y Felisa Haedo, de 61 años.

 

Bomberos, policías, personal de las ambulancias y hasta particulares –entre ellos algunos allegados a los accidentados- tuvieron que realizar denodados esfuerzos para poder rescatar a los heridos, principalmente a los que iban en las butacas delanteras.

 

Para concretar los auxilios, fueron fundamentales las pinzas y tijeras de corte que aportaron los efectivos del Cuartel de Bomberos que dependen de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

 

A partir del deceso de la niña, la carátula del sumario que se inició en la comisaría primera se modificó, quedando ahora Mario Gorosito acusado de “homicidio culposo”.

 

Comentarios
Cargando...