Francisco y Francisco

El mensaje de Angélica Diez,  Misionera  de la Inmaculada Padre Kolbe, Olavarría


Para ser  mensajero  y testigo  de algo, se necesita  estar convencido de  lo  que  se va  a anunciar. Francisco  de Asís  y  el  papa Francisco están   totalmente  inmersos  en  esta línea  de  ser mensajeros  de Dios.  Los  dos  y  una  misma  sintonía: “  No  tengo  oro  ni plata , pero traigo conmigo lo más  valioso que  se  me  ha dado: Jesucristo ”.

            San Francisco de Asís  “El  Pobrecillo  de  Asís” ;Giovanni di Pietro di Bernardone nació en Asís -Umbría durante la Edad Media y fue  fundador de la Orden Franciscana, de una segunda Orden conocida como Hermanas Clarisas y una tercera conocida como Tercera Orden seglar.  Su  vida  religiosa fue austera y simple .Renunció  a las seducciones del mundo para vivir en paz y humildad predicando serenidad y alegría a los necesitados.

            Francisco, el  papa  actual, Jorge Mario Bergoglio nació  en Flores, Buenos Aires.

Durante el cónclave celebrado el13 de marzo de 2013 tras la renuncia de Benedicto XVI fue  elegido como papa   y manifestó  su  deseo, de llevar  el  nombre  de  Francisco ,  en honor al santo de Asís. Es el papa  número 266, el primer papa jesuita y el primero proveniente del hemisferio sur.

            San Francisco  y Francisco  tienen mensajes  en  perfecta  concordancia: “El bien que hagamos, hay que hacerlo por amor a Dios el mal que evitemos hay que evitarlo por amor de Dios.  Lo que haces puede ser el único sermón que algunas personas escuchen hoy. Comienza haciendo lo necesario; luego haz lo posible y de repente estarás haciendo lo imposible.  Hemos sido llamados para curar las heridas, para unir lo que se ha venido abajo y para llevar a casa a los que han perdido su camino”. (Francisco  de  Asís).

            En  esta  sintonía el papa  Francisco nos  dice: “Cada hombre y mujer es una Misión y esta es la razón por la que se encuentra viviendo en la tierra. Pidamos la gracia de acercarnos a los demás como a hermanos, y de no ver en nadie a un enemigo y así, nuestro corazón, poco a poco, se volverá más paciente, más generoso, más misericordioso. Dios nos creó para la comunión, para la fraternidad, y ahora, más que nunca, se ha demostrado ilusoria la pretensión de centrar todo en nosotros mismos, de poner el individualismo en la base de la sociedad. ¡Pero cuidado! Pasada la emergencia, será fácil recaer en esta ilusión”.

            San  Francisco y el cuidado  de la  casa  común: “Dios creó a todas las criaturas con amor y bondad, grandes, pequeñas, con forma humana o animal todos son hijos del Padre y fue tan perfecto en su creación que dio a cada uno su propio entorno y a sus animales un hogar lleno de arroyos, árboles y prados hermosos como el propio paraíso”.

            El papa  Francisco  y la  creación: “Todo está relacionado: el auténtico cuidado de nuestra propia vida y de nuestras relaciones con la naturaleza es inseparable de la fraternidad, la justicia y la fidelidad a los demás”.

            En  este Octubre , mes  misionero, con  san  Francisco  y Francisco queremos  transitarlo con mensajes  de buenas  nuevas en lo cotidiano. “Sonríe  y hazle  saber  a todos que  hoy  eres  más  fuerte  que  ayer. Dejémonos fascinar por la belleza de Dios; belleza, bondad y verdad inagotable. Y también humilde, cercana, que se hizo carne para entrar en nuestra historia, para que cada hombre y mujer pudiera encontrarla y obtener la vida eterna”. (Francisco). “Toda la oscuridad en el mundo no puede apagar la luz de una sola vela”. (Francisco de  Asís). Esa es la fuerza de la fe  que nos pone  en marcha.                   

(*) Angélica Diez,  Misionera  de la Inmaculada Padre Kolbe, Olavarría

Comentarios
Cargando...