HCD: intenso debate y fuertes cruces por las TUVI industrializadas

Mediante la sesión especial solicitada por el interbloque del FDT, el cuerpo deliberativo debate dos pedidos de informe y dos resoluciones presentadas por el Frente de Todos. Nueve trabajadores de la empresa están en la barra y señalaron antes de la sesión que arrancó demorada por falta de internet que, “el único motivo de la presencia en el recinto es la suspensión de la obra, así trabajamos tranquilos.”

En dialogo con Claudia Bilbao de “Desayuno con Noticias” (Radio M) que, “nosotros si no trabajamos no cobramos, nosotros estamos en regla con la empresa. Los que estamos en el plan TU.VI estamos bien. Acá en la sesión somos 9 pero en total somos 12 personas trabajando en la obra, hay mas gente trabajando pero no están en el plantel.”

Por último los trabajadores dijeron, “fuimos contratados para esta obra en particular. Tenemos experiencia en construcción de viviendas industrializadas.”

Una vez iniciada la sesión el concejal Juan Sánchez del interbloque del Frente de Todos, pidió la palabra y preguntó si el Arquitecto Ferraro, secretario de Obras Publicas iba a concurrir a la sesión.

La presidenta del HCD, Cecilia Krivochen, respondió que no hay ningún proyecto para convocar a un funcionario, descartando una nota en la que el Frente había pedido la presencia de Ferraro.

Sánchez reclamó que, “no es la primera vez que solicitan la presencia de Ferraro y este no concurre. Sostuvo que la secretaria del Cuerpo es una prueba viviente de lo mismo.”

La concejal de Ahora Olavarría Celeste Arouxet recordó que ya se abordaron en el recinto varias inconsistencias del expediente, pero se siguen sumando al mismo. Criticó la ‘prolijidad’ del expediente que voceros del Oficialismo dejaron trascender que había visto Margarita Arregui y lo había expresado.

Reconoció que ella no puede dar un análisis técnico, pero si puede hacer uno administrativo. Señaló que se ha dejado afuera a empresas en otras licitaciones por falta de experiencia pero no en este caso. Sentenció que el patrimonio de la empresa es ‘una camioneta y un puñado de dólares’ y no se pensó que sucede si sale algún problema. Agregó que hay poco del control municipal de la cuestión de los empleados, contratados hacía pocos meses y sin que los preocupacionales estén en el expediente.

Fustigó la ampliación de plazo pedida por la empresa y mencionó que esto no está contemplado en el contrato que firmaron los adjudicatarios, que van a tener que alquilar más meses. Se preguntó si se contempló que hubo seis viviendas que están disponibles, porque un par de adjudicatarios renunciaron y otras no se llegaron a cubrir. Solicitó que los funcionarios implicados firmen un compromiso que si por el Tu.Vi. hay algún inconveniente luego de que dejen el Poder, responderán con su patrimonio.

La concejal Mercdes Landívar mencionó que no es un capricho el pedido de una sesión especial, que se agotaron muchos caminos antes de llegar al mismo. Estamos hablando de un programa de viviendas, pero también de ilusión y esperanza por la casa propia, explicó.

Recordó una situación similar por el tema venta de terrenos. ‘Nos estamos encontrando con muchas irregularidades en la gestión y colegas de este Concejo, cuando las planteamos, nos dicen -¿Por qué no ganan las elecciones?-’.

Señaló también que Ferraro evita responder acerca de la experiencia de la empresa; el bloque realizó una consulta técnica a un especialista sobre el estado de las viviendas. La edil agregó que pidieron reunirse con el inspector de la obra por parte del municipio y nunca pudieron dar con él. Solicitaron los libros de obra, donde se asientan las observaciones, y hasta la fecha no pudieron hacerse de ellos. Sumó que no hubo recibos oficiales por los depósitos de más de 1 millón de pesos, y que tampoco se firmó un boleto de compra-venta. Señaló que en enero y marzo fueron denunciadas por los trabajadores irregularidades laborales, no aparecieron ahora, explicó. Agregó que en el convenio firmado entre la empresa y la Municipalidad, la Comuna tiene poder para pedir la documentación que crea necesaria en lo relacionado con lo laboral.

El concejal Wesner recordó que el bloque fueron a solicitar el expediente. Agregó que en contacto con algunos adjudicatarios, trataron de reconstruir lo que les iban diciendo en las reuniones, que se mantenían con diferentes adjudicatarios. Repasó el artículo 17 del pliego de licitación, donde se expresa que el Municipio puede indagar en los antecedentes de cada oferente, previo adjudicar la obra. Mencionó que en noviembre del 2020 se dio de alta en AFIP, mientras que se dio de alta como empleados en julio del 2021, cuando fue a participar de la licitación. En otro orden, explicó el concepto de ‘prefabricado’, que es que se arma en el lugar, sino que se arman en otro lugar y se montan en su sitio final. Al 28 de febrero, sostuvo Wesner, se había ejecutado el 33% de la obra, cuando estaban a días de tener que terminarla. ‘Para hacer 14 viviendas de las 20 pactadas, se duplicó el plazo de obra’, sentenció.

La concejal Amespil realizó una encendida defensa de los trabajadores municipales que han participado en la confección del expediente. Respecto a Ferraro, mencionó que no hay ningún ‘instrumento’ que lo cite al Concejo. Por otro lado, ‘Ferraro no está acá porque mañana y pasado va a recorrer las viviendas con los adjudicatarios’. Para ella, cada adjudicatario se informó previamente a la licitación, por eso se anotaron y licitaron. Sostuvo que hace un año se dijo que el sistema de construcción es el determinado. Escobedo gana con un 19% por encima del presupuesto oficial, mientras que la otra era un 40% por encima del presupuesto. Si se hubiera adjudicado, estaríamos escuchando acá que ‘Galli licitó una obra por encima del presupuesto’, manifestó. Se preguntó ¿por qué se dice que se adjudica cualquier cosa?. Agregó que hay una garantía de contrato, que hay seguros, que se retiene un 5% de lo que se abona por cada certificado de obra. ‘No es solo el respaldo, hay garantías exigidas por ley, por pliego’. Les llama la atención, afirmó, que todo esto está en el expediente y, sin embargo se plantea acá. Por otro lado, dijo que es un derecho que le asiste al contratista el pedir una prórroga por días de lluvia: hay 42 días de lluvia en el expediente, se le prorrogó por 120 días. La concejala indicó que en cuanto a COVID, la Provincia reconoce que el pico de la tercera ola se dio entre diciembre y el 23 de enero, cuando la empresa acá en Olavarría informó de los casos. Reveló que las prefabricadas a hoy están en un 40% de avance y las de construcción tradicional llegan casi al 50%, cosa que en menos de un año se estarán entregando 40 casas, cuando ni Nación ni Provincia están construyendo. Para ella, se le está llevando intranquilidad a los vecinos con todo esto. ‘La política metió la cola’, advirtió. Amespil explicó que para que la empresa cobre, debe presentar el grado de avance, pero también otra documentación, como los recibos de sueldo. Le parece raro que se plantee a esta altura de la obra un problema con la empresa. ‘La empresa sigue, los trabajadores siguen’ finalizó Amespil.

Volvió la palabra a la concejal Arouxet, que chicaneó a Amespil, recordando que fue directora del área de licitaciones. ‘Si no fuese por los empleados municipales que cobran una sexta parte de lo que cobran los que deben firman estos expedientes, la municipalidad sería un caos’, haciendo referencia a que los planteos opositores no van contra los trabajadores. Consideró que el viernes lo estaban foliando al expediente porque hacía poco que habían firmado los contratos. Debería darles vergüenza sostener el primer plan de viviendas en seis años de gobierno, manifestó, y recordó que ella tiene presentado un plan de viviendas que está cajoneado. Por otro lado, consideró que si se construyeran vivienda con empleados municipales, sería mucho mejor.

La votación resultó rechazada por el voto de Juntos y Juntos UCR, y el voto positivo de Frente de Todos y Ahora Olavarría.

Tras el cuarto intermedio continuó la sesión donde se trataron dos proyectos, también presentados por el Frente de Todos, el primero de ellos fue otro pedido de informe, por la calidad de los materiales de la obra y las inspecciones, y el segundo una resolución que planteaba resolver las irregularidades de los convenios firmados con los adjudicatarios. Ambos fueron aprobados por unanimidad.

Mercedes Landívar al respecto señaló que, “a mediados de marzo se dio a conocer por parte del Municipio que había un retraso de 60 días y quiero aclarar que no es lo que más nos preocupa el retraso. Acá no está en discusión eso. Si la casa se va a poder mejorar, se van a poder subsanar las irregularidades y se va poder entregar una casa con la estructura correspondiente bienvenido sea, si se tiene que atrasar un poquito”. Este proyecto fue aprobado por unanimidad.

El tercer proyecto que llegó a debate fue el presentado por el Frente de Todos para que se “dejen sin efecto” los convenios entre el Municipio y los adjudicatarios ante “incumplimientos” de la ordenanza que regula el sistema TUVI”. Belén Vergel (UCR-Juntos) planteó su rechazo a esa propuesta y presentó una alternativa. La concejal del radicalismo señaló que su intención era solicitar al Ejecutivo que “a la brevedad agregue la adenda con el articulado completo”.

Juan Sánchez (Frente de Todos) adelantó el apoyo a esta modificación de la UCR y, tras un cuarto intermedio donde se cambió la redacción del proyecto, se pasó a la votación que fue favorable por unanimidad.

El último de los proyectos presentados giraba en torno de pedir la suspensión por 10 días de la ejecución de la obra de viviendas TUVI industrializadas.

Si bien allí se solicitaba la suspensión de la obra, el concejal Juan Sánchez introdujo varias modificaciones al texto original, una de ellas que no se suspendiera la obra. Desde la presidencia del Concejo Deliberante se puso en votación dichas modificaciones, las mismas fueran rechazadas por los votos del bloque Juntos y el bloque UCR-Juntos. Luego de este rechazo el concejal Juan Sánchez pidió el retiro del expediente, algo que fue desaprobado. Finalmente, el proyecto original fue rechazado por unanimidad.

El presidente del bloque de Juntos Martín Endere fundamentó el no acompañamiento “al intento de dejar sin efecto una resolución que no es una resolución más. Hoy estamos en una sesión especial convocada por el Frente de Todos en una urgencia enmarcada en la suspensión de la obra”.

“No estamos de acuerdo y la vamos a votar en contra, de ningún modo vamos a acompañar que se genere un supuesto escenario para tratar una sesión especial y viendo que no estaba saliendo como querían que se busque un artilugio para salirse por el costado”, agregó Endere.

Sebastián Matrella (UCR) mencionó que “no acompañamos la nueva resolución porque es lo que a suceder esta semana que los adjudicatarios van a poder presentarse en la obra” y aclaró que respecto al original pedido de suspensión de la obra durante 10 días “pensamos que no era conveniente ni para los empleados ni para los adjudicatarios porque iba a generar un retraso de la obra”. (Con aportes de los periodistas Martin Rodríguez (Lu32), Claudia Bilbao (Radio M), Yesica Guevara (Central de Noticias) Fabricio Lucio (Prensa del HCD).

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...