Homenajes: El “bulto” del Muñeco


Marcelo Gallardo ya tiene su escultura en la puerta del Museo de River, a metros del estadio Monumental y en el corazón del barrio de Núñez, un homenaje justo y merecido para uno de los símbolos más grandes de la historia del club “millonario”.

A partir de este sábado 27 y luego del multitudinario acto que organizó la institución, los cientos y miles de hinchas, familias y niños que se acerquen a esa zona de la ciudad de Buenos Aires tendrán la oportunidad de sacarse una selfie o posar al lado del coloso “Muñeco” de 7 metros de altura y 6,3 toneladas de peso que se erige junto a la cancha de River.

Eso sí, un detalle muy particular sobresale sobre la creación de la escultora Mercedes Savall, quien se encargó de la obra a pedido de Carlos Trillo, el ideólogo de la movida. A pesar de respetar las facciones de Gallardo con una virtuosa rigurosidad, la zona de la entrepierna del DT se observa desproporcionadamente amplia respecto al resto de su cuerpo.

Una vez descubierta la estatua, esta situación no pasó desapercibida para nadie en Núñez y mucho menos en las redes sociales, donde circularon memes, bromas y comentarios, opacando incluso el emotivo discurso que hizo el Muñeco sobre el escenario o la presencia de muchísimas figuras e ídolos del mundo River.

La duda era conocer la naturaleza de ese diseño tan particular en la humanidad del Gallardo “de cobre”, si había sido casual o voluntario. Y fue la propia escultora quien se encargó de develar el interrogante.

“El fútbol es así, esto es el lenguaje futbolístico. Vamos a decirlo de esa manera, para que los hinchas lo disfruten un poco más”, respondió la artista entre risas, para remarcar lo que en el código siempre machista del ambiente futbolero determinaría algún factor anímico en la personalidad del ex DT.

Los otros detalles de la estatua y el “ok” de Gallardo

La estatua de Gallardo está inspirada en una foto que el reportero gráfico de Clarín Marcelo Carroll hizo el 9 de diciembre de 2018 en Madrid, en la que se ve al DT con el trofeo de la Copa Libertadores en sus manos en el campo de juego del Santiago Bernabéu luego de la victoria en la final ante Boca.

A diferencia de la obra montada en Núñez, en la imagen captada por Carroll a Gallardo se lo ve de la mitad de la cintura hacia arriba, por lo que la decisión “artística” de destacar su entrepierna fue fruto de la concepción de su creadora.

Pero hay otros detalles ajenos a la realidad de la foto registrada en Madrid. El más importante es que Gallardo en este caso lleva puesto saco y corbata, cuando en realidad vestía una camiseta de River en el Bernabéu.

Fue el propio Gallardo quien aceptó modificar esa parte de su vestuario en la escultura para que diera una imagen más propia de un entrenador.

Además, la medalla sobre su pecho tiene la fecha de la final, a la que en la escultura se le agregó un símbolo de infinito, a la vez que hay otros retoques en el cabello del DT y sus dedos, entre otras cosas.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...