Kreplak: “Uno ve una sensación de pospandemia y no estamos en esa situación”

El viceministro de Salud bonaerense se mostró preocupado y dijo que “estamos lejos” de llegar a un próximo invierno “con un alto nivel de población vacunada y casi sin casos autóctonos”.


El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, se mostró hoy preocupado al señalar que “uno ve en la gente una sensación de pospandemia y realmente no estamos en esa situación” y reiteró que por el coronavirus la temporada de verano “no va a ser normal”.

El funcionario bonaerense se refirió hoy a la situación del Covid-19 en la provincia y pidió mantener los cuidados a pesar de la caída de los contagios que se viene registrando en el último tiempo.

“Para llegar a un invierno próximo en condiciones no tanto peores como ocurre en Europa debemos llegar con un alto nivel de población vacunada y casi sin casos autóctonos y estamos lejos de eso”, evaluó Kreplak en diálogo con Radio Provincia.

En esta línea, explicó que “no alcanza sólo con la vacuna” y que “hay que tener un trabajo de cuidado muy serio”. “Hay que cumplir con distanciamiento, uso de tapa bocas y esperemos que con eso alcance para que bajen los casos”, recalcó.

El viceministro evaluó también los meses que pasaron de pandemia y consideró que en Argentina “hemos tenido una epidemia muy grande pero la seccionamos de manera que el sistema de salud estuvo en condiciones de atender a la población”.

“Eso fue el trabajo principal que se hizo en nuestro país que no se logró en otros lugares del mundo. Hay que mirar la película completa después. Somos uno de los países con el invierno más largo y con un conglomerado tan importante como es el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) y el esfuerzo estuvo centrado en que el sistema de salud no se sature”, indicó.

En tanto, también se refirió a lo que serán las fiestas de fin de año y sostuvo que “no es recomendable trasladarse de provincia a provincia” y que “nadie va a animarse a juntar al abuelo con toda la familia porque es un peligro”.

Sobre las vacaciones reiteró que no será “un verano normal”, sino “más tranquilo”. “Esperamos que sea sin fiestas, sin boliches que son lugares de mucho riesgo, es un verano para descansar en lugares con menos gente”, afirmó. Y advirtió: “Si a una persona con la que me fui o a mí le toca enfermarse, se tiene que hacer aislamiento, entonces hay que pensar bien si vale la pena arriesgarse”. (DIB) MT

Comentarios
Cargando...