La Defensoría inició una investigación por la denuncia de represión en un comedor de Lanús

Guido

Una investigación por los hechos ocurridos en el comedor comunitario “Cartoneritos” de Villa Caraza, en Lanús, para determinar si en el accionar de la policía se vulneraron los derechos de los niños y adultos que se encontraban allí, inició la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires.


A partir de la denuncia pública efectuada por los responsables del merendero comunitario en la sede de la Comisaría 5ta del partido de Lanús, el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, inició una investigación a efectos de determinar la existencia de posibles violaciones a los derechos del niño consagrados por la Constitución Nacional.

 

“La irrupción en el comedor por parte de las fuerzas policiales ocurrió utilizando balas de goma, gas pimienta y proyectiles de plomo según describen los vecinos, merece una intervención que determine si quienes estuvieron a cargo del operativo tomaron las medidas precautorias para la protección de los ocupantes del mismo”, manifestaron Lorenzino y el Defensor adjunto, a cargo del área de niñez, Walter Martello.

 

En esa línea, Lorenzino expresó que “tenemos la obligación de intervenir en resguardo de la protección y garantía de derechos del niño y elevaremos los oficios y actuaciones pertinentes a las autoridades a cargo de dicho operativo, en este caso al secretario de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz, quien se encontraba en cercanías del lugar y negó la represión policial”.

Comentarios
Cargando...