La Facultad de Ingeniería hace punta a nivel país en la reconversión del transporte pesado


Fuente y Fotos: Punto Fio

Un laboratorio de validación que es reconocido en Argentina, conocimientos técnicos vinculados con la movilidad sustentable, aportes en materia legislativa y capacitaciones a escala nacional son parte de una agenda de trabajo que impacta más allá de las fronteras. Un sector que crece y que demandará ingenieros/as que hoy escasean.


La FIO está en carrera desde hace casi 20 años y actualmente dispone de un laboratorio de ensayos que es referencia a nivel país. “Hacemos pruebas de productos vinculados con el sector del transporte pesado de cargas y pasajeros; tenemos requerimientos permanentes y en espera, dado que son pocos los centros de ensayos nacionales que abordan este tipo de tareas. También realizamos aportes en materia legislativa, conocimientos técnicos y capacitaciones”, destaca el Ing. Luis Arrien, voz autorizada dentro y afuera de la Facultad de Ingeniería de Olavarría de la UNICEN.


En medio de reconversión de la matriz energética, la institución tiene un rol protagónico que fue gestado ya “desde 2006, trabajando muy vinculados con la industria automotriz, principalmente en transporte de carga y pasajeros, con relaciones y convenios de la Facultad y la Universidad con la Subsecretaría de Transporte Nacional y Ministerio de Transporte, generado actividades sobre reformas en vehículos pesados y transporte de pasajeros”, cuenta con entusiasmo el profesional, seguro de pertenecer a una Facultad que logró estar a la altura de los desafíos que vienen.

De hecho, organismos nacionales como AITA (Asociación de Ingenieros y Técnicos del Automotor) han confiado en el sello FIO firmando respectivos convenios de acciones de acciones en conjunto. ¿Un ejemplo? En 2018 se amplió el límite de toneladas para el transporte de cargas y Olavarría fue sede del Plan de Evaluación Técnica entidades nacionales, acompañado por organizaciones como la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (CATAC). Se hizo en el autódromo Hermanos Emiliozzi y contó con el respaldo técnico de la Facultad de Ingeniería, lográndose que camiones de 220 CV accedieran a poder llevar 52.5 toneladas de carga con beneficios para el sector.


“También fuimos redactores de muchas normas y hay un trabajo permanente con dichas cámaras. Es la semillita que estamos abonando, ahora haciendo eje en los talleres que deben hacer modificaciones y reconversiones de vehículos pesados”, explica el Ing. Arrien.

En base a la relación con la Cámara Nacional de Talleres de Modificación y Reparación (CARMOVE), se mantiene convenio de trabajo vigente, donde anualmente se realiza en la FIO una jornada de actualización técnica para el sector de talleres homologados en temas como normativa, soldadura y reformas admitidas, entre otras.


Hubo una propuesta en 2022 y se hizo otra en diciembre de 2023 que consistió en una Jornada de Actualización Técnica sobre Conversión Sistema Dual Diésel-GNC. La iniciativa reunió a unos 70 empresarios y personal técnico de Talleres de Modificación de todo el país con el objetivo de dar a conocer aspectos técnicos y económicos en función del marco regulatorio GNC vehicular.


La FIO fue anfitriona a través de la Secretaría de Extensión, Vinculación y Transferencia de este evento impulsado por AITA, Ingensa y Carmove (Cámara Argentina Reparación y Modificación de Vehículos), Macropowerpack, GNC Powerpack (empresa olavarriense pionera en tener el certificado de homologación de estructuras para incorporar cilindros y equipos de gas natural comprimido como combustible alternativo a los camiones diesel), Cidegas, Landirenzo y GNC Mercado; y fue cubierto por el medio especializado AUTO al DIA.

Pero además desde la Facultad se promueven actividades de capacitación desde 2015 sobre diferentes temáticas orientadas al transporte automotor de cargas y pasajeros.

Desarrollos en acción

Últimamente se presenta como demanda la reconversión de vehículos a sistemas de combustibles duales como el Diesel – GNC, que son sostenibles y más económicos. “A través del Área de Mecánica hemos sido parte de estos desarrollos. Somos de los pocos laboratorios y centros de conocimiento que pueden atender la necesidad. Detectamos en tal sentido que faltan recursos humanos que puedan transferir conocimientos y trabajar con el entorno”, analiza el Ing. Luis Arrien.


Dentro de estos proyectos participa el Ing. Mauro Novella, graduado y docente de la FIO. “Es para todo tipo de camiones, inclusive utilitarios” y posibilita aumentar la autonomía de cada unidad “hasta en un 50%” con una inversión que “se amortiza en un plazo menor al año”.


“Esta tecnología se ha homologado en entes que regulan transporte y el GNC para ser colocados en camiones. Presentamos una unidad que ya viaja a Vaca Muerta con Diésel GNC, ahorrando mucho dinero”, enfatiza el Ing. Novella, refiriéndose a GNC Powerpack, empresa de la que es parte.

“Necesitamos tecnólogos”

El prestigio, la trayectoria y la calidad educativa de la FIO tiene como contrapunto una problemática de arrastre nacional: una ingeniería con menos profesionales que lo que demanda el mercado.

“Llevamos adelante un plan de capacitación nacional en mecánica, orientado a este tipo de Talleres” pero, en paralelo, se registran “pocos graduados electromecánicos y afines, los que cuando obtienen su titulo se van a las grandes compañías o al exterior. En cuanto a estos desarrollos, como la reconversión de combustibles, cada taller debe tener un ingeniero responsable y debemos capacitarlos en estas tareas”, observa Arrien.


En medio de este escenario, se acompañará desde la Cámara de Talleres a aquellos interesados en instalar equipos de reconversión tanto a los ya habilitados por ENARGAS como aquellos que se sumen para agregados en transporte pesado.

En tal sentido, ya el taller de Olavarría ha sido habilitado por entidad Nacional como fabricante e instalador. Desde la FIO “hemos asistido con el desarrollo de productos, principalmente con el diseño y simulación de estructuras donde participan el Ing. Leonel Pico y el diseñador Lucas Chiesa. A partir de esta experiencia, planteamos armar un plan nacional de capacitaciones como ya hicimos acá”, apunta con entusiasmo el docente de Ingeniería.

Hay una “agenda de trabajo para los próximos 10 años, como mínimo”, agrega poniendo sobre la mesa la transformación energética en torno de la movilidad sustentable. “Necesitamos tecnólogos especialistas. Formar a una persona lleva 5 o 6 años. Es muy complejo con tan pocos graduados y acá estamos en una burbuja”, plantea el ingeniero que realizó intercambios en Brasil con el sector automotriz y hoy agenda, por ejemplo, pedidos desde Rosario para ampliar las capacitaciones.

La FIO tiene un enorme desafío por delante y “nuestra área Mecánica es estratégica, con ensayos, validación, el conocimiento y la interrelación con entes públicos, con las cámaras, talleres y fabricantes que todo el día llaman consultando”, grafica Arrien, poniendo en valor el asesoramiento profesional e institucional de la Facultad.


Por eso, la prioridad apunta a optimizar la formación de recursos. “Viajo a Comodoro Rivadavia y me dicen ´Luis, ¿sabes cuántos alumnos de ingeniería mecánica y de petróleo tenemos? Uno o dos en cada una´. Y el que se graduó, mañana sale a trabajar en una estación de petróleo y gana 2 millones de pesos. El conocimiento técnico es clave y presenta un gran desafío a nivel país”, sentencia el Ing. Arrien, apostando a carreras que hoy están acá y forman parte de la amplia oferta académica de la FIO.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...