La OMS decretó el fin de la Pandemia y Borzi dijo “nos deja enseñanzas que hay que tener en cuenta de aquí en más”


Fuente y foto: Diario El Tiempo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) levantó el más alto nivel de alerta sobre la pandemia de Covid-19, con lo cual puso fin a la emergencia global por el virus, al considerar que está suficientemente controlada.

La decisión se tomó por consejo de un comité de expertos independientes, el llamado comité de emergencia Covid-19, el jueves pasado.

“Con gran esperanza declaro que la Covid-19 ya no es una emergencia sanitaria de alcance internacional”, reveló el director general del organismo sanitario, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en tanto aseveró que la pandemia dejó “al menos 20 millones” de muertos en el mundo.

De todos modos, se recomendó a los países que no usen esta declaración para “bajar la guardia y desmantelar los sistemas de salud que han construido”.

Tras 1150 días de declarada la pandemia, desde la OMS consideraron que es hora de que los países comiencen a tratar al coronavirus como una enfermedad que llegó para quedarse y que debe gestionarse como otras enfermedades infecciosas.

El licenciado Ramiro Borzi, director de la Región Sanitaria IX con sede en Azul, sostuvo que, el anuncio realizado por la OMS, “es la confirmación de algo que nosotros veníamos avizorando y e incluso planteando, que era el pasaje de la pandemia a una enfermedad que, sin duda, va a ser endémica”.

Esto implica que el Covid “llegó para quedarse” y que, ciertamente “va tener sus cuidados, con la vacunación, con todas las pautas de prevención que son conocidas ya por la gente”. Implica, entonces, no bajar la guardia, tal como recomendó la OMS.

Borzi indicó que, lo ocurrido con la pandemia, “nos deja enseñanzas, que hay que tener en cuenta de aquí en más. A mí me gusta, en este punto, repasar lo que fue esta historia: algo absolutamente novedoso para el mundo, una crisis sanitaria que nos atravesó de punta a punta. Y en este repaso, ver cómo afrontó esta situación tan particular, la Provincia”.

En ese sentido puntualizó que “nuestra Región es parte de un esquema estratégico que plantea el gobernador y la cartera sanitaria, que para mí tuvo diferentes hitos. Y lo remarco así: fueron hitos”.

“En un principio -añadió Borzi-, cuando lo que había que hacer era sostener la atención, cuando todavía la vacuna estaba en desarrollo, y fue lo que se hizo; acompañando esa cuarentena que fue tan necesaria, ese aislamiento que fue absolutamente necesario para rearmar el sistema de salud”

Para el titular de la RS IX “no es menor lo que sucedió: de 850 camas aproximadamente” eran las existentes al momento de propagarse la enfermedad. “Triplicar ese número de camas de terapia intensiva permitió que muchísimos bonaerenses tuviesen la atención necesaria. Que no haya un solo bonaerense que no tuviera la atención necesaria de acuerdo a la complejidad de su cuadro”.

En ese contexto, resulta necesario “puntualizar las cuestiones que son trascendentales”, señaló Borzi, para mencionar luego que “hubo momentos donde se desbordó la atención, con más de 1600 camas de terapia intensiva ocupadas. Al principio de la pandemia teníamos ochocientas. Eso demuestra lo particular que fue la estrategia de ampliar la atención para la mayor complejidad”.

“Después, sin dudas, se desarrolló el plan de vacunación más amplio y ambicioso, en el buen sentido, que ha tenido la historia de la Argentina, y en particular de la provincia de Buenos Aires; con un dispositivo que, la verdad, marcó tendencias en esta provincia”, refirió el licenciado Borzi.

Ello se realizó, “en principio, con vacunatorios exclusivos para esto -que hay que recordar que fueron muy criticados-; pero debemos ver la respuesta que terminaron dando, con una vacunación que, con el correr del tiempo -ya que al principio tenía que ser pautada, enfocando a aquellos sectores que tenían mayor vulnerabilidad de un posible contagio-, después se fue ampliando e incluso terminó siendo una vacunación libre y federal: cualquier argentino podía venir y se podía vacunar en nuestros vacunatorios. Es algo que amerita ser resaltado este hecho. Y mucho”, sostuvo.

Durante el diálogo mantenido ayer con este diario, Ramiro Borzi recordó que “otra cosa que siempre pongo en valor es el ida y vuelta que hubo con la comunidad. Desde el primer día dije que de esto se sale con la comunidad. El trabajo no podía ser hacia la comunidad, sino que tenía que ser con la comunidad y creo que se entendió. Fue un ejemplo más que válido de la necesidad de integrar el sistema de salud”.

Destacó así la existencia de “diferentes instancias, subsectores, lo público y lo privado, la seguridad social, con una puesta en común, hacia y con la gente. Creo que nos marca el camino para adelante. Esto también lo he planteado: la salud colectiva es el camino. Y en eso la comunidad tiene un rol fundamental”.

Hubo otros aspectos en el esquema sanitario planteado que resultaron determinantes. Borzi subrayó que “otras acciones del Estado que fueron fundamentales, no sólo fue el hecho de ampliar las camas, sino la producción pública de oxígeno, que también permitió la provisión de ese insumo fundamental, por supuesto, para todos nuestros hospitales”.

Esa provisión se realizó “en un momento, tanto para hospitales provinciales, como correspondía y era lo tradicional, sino también para hospitales municipales; también la provisión de medicación de alto costo; la provisión permanente para todos los municipios de equipamiento de protección para todo el personal que, precisamente, estaba al frente de esta gesta. Es decir, hubo una presencia necesaria pero además contundente del Estado, resguardando la salud de cada bonaerense”, finalizó el titular de la Región Sanitaria IX. (Informe OMS: agencia DIB).

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...