La prohibición de vuelos por el coronavirus comenzará el martes

La prohibición de vuelos por el coronavirus comenzará el 17 de marzo: qué sucederá con los argentinos que quedaron varados


El Ministerio de Transporte dio instrucciones a la ANAC sobre los vuelos hacia y desde Argentina. Este viernes, hay largas colas en las oficinas de Aerolíneas Argentinas, la única compañía autorizada a volar durante la cuarentena.

Luego de que el presidente Alberto Fernández anunciara ayer que facilitará el regreso de argentinos de zonas y países donde hay transmisión de coronavirus, el Ministerio de Transporte le solicitó a la ANAC que trabaje en un nuevo reglamente para organizar los vuelos de repatriación.

En el marco de la actual emergencia por el avance del COVID-19 y teniendo en cuenta las últimas disposiciones del gobierno nacional, como el DNU que amplía la emergencia pública en materia sanitaria, la ANAC instruyó a los operadores aéreos, en relación a la suspensión temporaria de vuelos, y autorizó todas las operaciones a las zonas afectadas hasta el lunes 16 de marzo.

Asimismo, desde el organismo informaron que a partir del día siguiente –17 de marzo– y hasta el plazo fijado por la suspensión, será exclusivamente la compañía Aerolíneas Argentinas “quien se encuentre autorizada a efectuar las operaciones de traslado desde y hacia las zonas afectadas”.

A partir del 17 de marzo y hasta el plazo fijado por la suspensión, será exclusivamente Aerolíneas Argentinas la compañía autorizada a volar
A partir del 17 de marzo y hasta el plazo fijado por la suspensión, será exclusivamente Aerolíneas Argentinas la compañía autorizada a volar

Según fuentes oficiales, el Ministerio de Transporte conjuntamente con el Ministerio de Salud serán los encargados de autorizar el retorno con un previo control sanitario.

Los aviones de Aerolíneas Argentinas cuentan con un sistema de aire acondicionado que posee filtros especiales de alta eficiencia (HEPA) que permiten la renovación del aire de la cabina de manera frecuente, y que captura partículas de diferentes tamaños, incluyendo virus, disminuyendo así la probabilidad de contagio.

Por lo pronto, esta mañana había varias cuadras de cola en las oficinas de Aerolíneas Argentinas ubicadas en el microcentro porteño. En la fila, intercambiaban sensaciones las personas que desean reprogramar las partidas que tenían previstas para los próximos días con quienes están preocupados por la situación de los familiares que quedaron varados en alguno de los destinos con mayor cantidad de afectados por el virus.

Ayer, el Gobierno suspendió todos los vuelos internacionales procedentes de los países afectados por el coronavirus: China, Corea del Sur, Japón, Irán, Estados Unidos y todos los países de Europa.

En cadena nacional, el presidente Alberto Fernández se refirió a la restricción y aseguró que “se implementarán medidas para facilitar el regreso de dichos países de los residentes en la Argentina”.

Las decisión forma parte de las estrategias precautorias dispuestas ante la propagación global del COVID-19. En principio, la cancelación temporaria tendrá vigencia por un mes, aunque podría llegarse a prolongar. “La autoridad de aplicación podrá prorrogar o abreviar el plazo dispuesto, en atención a la evolución de la situación epidemiológica”, se comunica en el decreto firmado por el Presidente y los ministros del gabinete.

La decisión se tomó luego de que se confirmaran diez nuevos casos (ya son 31 los infectados), tres de ellos contagiados dentro del territorio argentino. Siete de los nuevos infectados contrajeron el virus estando de viaje. Y, según precisaron, los otros tres estuvieron en “contacto estrecho” con gente que viajó.

En este sentido, el DNU declaró la emergencia sanitaria por el plazo de un año y estableció la cuarentena obligatoria de 14 días para evitar el contagio. Esta será para todos los argentinos que regresen al país desde las zonas afectadas pero también para aquellos extranjeros que lleguen desde esos mismos destinos.

Comentarios
Cargando...