La tormenta solar más grande en 20 años podría complicar las comunicaciones y la electricidad todo el fin de semana


El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos emitió un alerta “severa” debido a un fenómeno astronómico que ocurrirá este viernes, por primera vez en dos décadas y que podría afectar a las telecomunicaciones.

Se trata de una tormenta solar o tormenta geomagnética, que se produce como resultado de una serie de erupciones solares.

Según indicaron los expertos, consignó la agencia EFE, un evento así podría impactar en la infraestructura orbital terrestre y en la superficie del planeta, causar problemas en las comunicaciones, Internet y la energía eléctrica.

A través de un comunicado, el Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC, en inglés) de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés), una división del Servicio Meteorológico Nacional, alertó de esta particular situación.

Se espera que una severa tormenta geomagnética golpee la Tierra, provocando coloridas auroras nocturnas o auroras boreales.

Las tormentas geomagnéticas, explica el comunicado, pueden tener impacto en la infraestructura orbital terrestre y en la superficie de la Tierra con el potencial de interferir con las comunicaciones, la red de energía eléctrica, la navegación y las operaciones de radio y de satélites.

La serie de erupciones comenzó el 8 de mayo y las condiciones para que la tormenta persista podrían durar durante todo el fin de semana.

Los pronósticos han proyectado que las luces podrían verse hasta el sur de Alabama y California, en Estados Unidos. Las posibilidades de ver las luces serán mayores en el norte del país, también en Canadá y el norte de Europa.

La gran mancha solar ha lanzado una secuencia asombrosa de cinco eyecciones de masa solar hacia la Tierra, según la plataforma Spacewather.com, que estima que, si se tratara de un huracán, sería de categoría 4.

“Dependiendo de cómo se escalonen estas (eyecciones de masa coronal), se puede esperar que la actividad dure más”, dijo Rob Steenburgh, científico espacial del Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA. “Nuestras expectativas y el modelo sugieren que en cierto modo se pondrán al día entre sí”.  (DIB)

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...