Lo trasplantaron del corazón, estaba en el micro que volcó en Las Flores y salvó cuatro vidas

En el incidente vial ocurrido en la Ruta Nacional N° 3 donde una olavarriense resultó herida.


“Venía dormido, cuando me despierto veo que el micro se tira a pasar pero, de repente, sentí que se iba para un costado. Cuando me quiero acordar siento un ruido y salieron los vidrios para todos lados”, relató  Maximiliano Polo, uno de los pasajeros del colectivo de la empresa Jetmar, al portal platense a 0221.com.ar.

El colectivo, en el que viajaba una olavarriense que resultó herida, viajaba hacia La Plata desde Había Blanca.

Maximiliano Polo hace 13 años fue trasplantado del corazón, pudo colaborar para sacar a cuatro personas de la unidad a pesar de su condición.

El destino final de Maximiliano no era La Plata, pero viajaba en el micro tras quedarse sin pasaje para llegar a la Capital Federal a realizarse unos estudios médicos. Ante el imprevisto, decidió viajar a la ciudad de las diagonales para visitar a su hijo de 3 años. “La verdad que era algo que no creí que podía pasar porque viajo todas las semanas para La Plata”, puntualizó.

A pesar de su condición, Maximiliano salió del micro y, al ver la dramática escena, no dudó en volver a ingresar a la unidad para asistir a las personas que no pudieron salir. “Había una chica tirada pero la pudimos levantar con otro pasajero. No tengo mucha fuerza por mi trasplante, pero cuando me volví a meter adentro, vino un hombre que era camionero y me dijo: ‘Si me ayudas, vamos sacando gente’ y empezamos”, detalló Polo.

En medio del barro de la zanja y el agua que despidió el baño químico, el joven y el camionero intentaron sacar a un hombre que viajaba junto a su pequeño bebé, pero fue inútil. Tras de salir del colectivo, volvieron a ingresar para buscar al acompañante del chofer pero no pudieron dar con él. Además de esos tres pasajeros, una mujer y su hija también perdieron la vida en el colectivo.

“Traté de sacar a las personas que podía. Pude hacerlo con una chica, un chico de 16 años, otra mujer que viajaba conmigo y una señora mayor”, remarcó Maximiliano y agregó que “me quedé pensando que me pudo haber pasado cualquier cosa por mi condición pero, gracias a Dios, tuve mucha suerte”.

Luego de colaborar con los trabajos de rescate, el joven comenzó a sentir complicaciones para respirar y tuvo que detenerse. Sin embargo, Maximiliano priorizó que los médicos atiendan a las personas que estaban más lastimadas y luego decidió hablar con los profesionales para contarle sobre su condición. Rápidamente, los enfermeros lo colocaron en una tabla y le pusieron un cuello ortopédico para trasladarlo al Hospital Zonal de Flores.

“Me hicieron todo tipo de estudios y por suerte salió todo bien. Rápidamente me volví para mi casa en Azul. No tengo ninguna complicación pero se me vienen las imágenes de lo que pasó”, relató también al portal 0221.com.ar.

“He viajado mucho y jamás creí que podía pasar algo así. Nunca pensé vivir todo esto, sobre todo por mi situación y que me den los huevos para volver a entrar y seguir sacando gente”, consideró el joven, quien todavía no sale de su asombro por el dramático momento que tuvo que afrontar.

Comentarios
Cargando...