Loma Negra asegura que por el momento no hay ningún compromiso de venta de la empresa

Se conoció una carta enviada por el CEO de la compañía a los trabajadores.


En las últimas semanas la empresa Loma Negra, con estrategica presencia en Olavarría, estuvo en el centro de distintas publicaciones que hacían referencia de una potencial venta.

Una de las tantas publicaciones, realizadas por el diario El Cronista, daba cuenta de que el grupo brasileño Camargo Correa había confirmado que la empresa está a la venta. Fundada por la familia Fortabat en 1926 y cedida al holding extranjero en 2005 por una cifra cercana a los u$s 1000 millones, tiene su fábrica principal en Olavarría.

En las últimas horas el CEO de la compañía, Sergio Faifman, firmó una nota que dirigió a los colaboradores de la empresa donde se niega que la venta se haya concretado aunque deja en claro que existen negociaciones.

La nota firmada por Faifman, a la que accedió En Línea Noticias, expresa que el accionista controlante- InterCement “se encuentra analizando diferentes alternativas estratégicas para su negocio cementero”. Dentro de estas alternativas -sigue diciendo la nota- “se incluye desde la entrada de un socio inversor, una fusión o asociación con un actor estratégico, e incluso una potencial desinversión”.

Tras ese contexto se resalta: “al día de hoy, no existe ningún documento firmado con ninguna parte interesada que genere obligación o compromiso alguno por parte de nuestro accionista controlante.”

“Loma Negra es una compañía pública e independiente que tiene una historia de más de 97 años en nuestro país, impactando positivamente en el desarrollo sostenible de los argentinos”, dice la nota que han recibido los trabajadores de la firma.

El CEO de Loma Negra, Sergio Faifman dice a los colaboradores de la firma: “gracias al compromiso y dedicación de cada uno de ustedes, logramos día a día grandes resultados que nos permiten seguir siendo los lideres indiscutidos del mercado cementero argentino. Hoy más que nunca continuemos trabajando juntos para reafirmar quiénes somos. Es la historia de la que todos somos parte.

En paralelo al mensaje de Faifman, la empresa emitió un comunicado a la bolsa local donde se repiten algunos conceptos de los que leyeron los colaboradores de la firma.

 “Hoy nuestro accionista controlante indirecto, InterCement Participações [una subsidiaria de Camargo] informó en su página web que durante los últimos meses ha recibido una serie de sondeos y manifestaciones de interés por sus activos”, dice la nota dirigida a la bolsa local

Se agrega que “InterCement informó que ha contratado al banco BTG Pactual para asesorarlos en la evaluación de alternativas estratégicas para dicho grupo, las cuales incluyen desde la entrada de un socio inversor (mediante una colocación privada), fusión o asociación con un actor estratégico, e incluso una potencial desinversión. Al respecto, informó que se ha organizado un proceso competitivo que está actualmente en curso, y que se están recibiendo ofertas para esas alternativas estratégicas, las cuales serán oportunamente analizadas”.

Según versiones, solo eso versiones periodísticas, entre los interesados en quedarse con la compañía que cotiza en Wall Street con un valor de mercado de USD 1.028 millones, estaría el empresario Marcelo Mindlin, dueño de Pampa Energía.

Mindlin podría ofertar por la cementera con Daniel Sielecki, con quien ya es socio en Transportadora Gas de Sur, TGS, otra empresa que cotiza en Estados Unidos. También habría interesados de Brasil.

Antecedentes

El año pasado, Camargo Correa –por medio de InterCement– vendió sus empresas del rubro en Mozambique y Sudáfrica a la china Huaxin Cement, quien podría estar también interesada en la empresa local, además de otros competidores de Camargo en Brasil. Además, en 2020, Camargo se había desprendido de Yguazú Cementos, su cementera en Paraguay de la que tenía el 51% accionario.

Loma Negra fue fundada en 1926 por el empresario Alfredo Fortabat, que descubrió la piedra caliza, materia prima del cemento, en la localidad de Olavarría. Durante décadas, luego de su muerte, fue administrada por su viuda, Amalia Lacroze de Fortabat. En 2005 pasó a manos del grupo brasileño Camargo Correa.

Según la propia información oficial de la compañía, su principal actividad es “la fabricación y comercialización de cemento y sus derivados, así como también la extracción de recursos minerales que son utilizados en el proceso productivo”.

Tiene 8 fábricas de cemento en Argentina, en Buenos Aires, Neuquén, San Juan y Catamarca. También posee plantas hormigoneras móviles que se adaptan a los proyectos de construcción de clientes a cada momento. Por medio de su subsidiaria Cofesur, controla a Ferrosur Roca, una sociedad conformada por el Estado Nacional “con una participación del 16%, Cofesur 80% y un 4% que ésta última cedió a los trabajadores en fideicomiso. La misma opera la red de cargas ferroviaria del Ferrocarril Roca en virtud de una concesión otorgada por el gobierno argentino en 1993 por un plazo de 30 años, permitiendo el acceso de varias de las plantas cementeras de Loma Negra a la red ferroviaria”.

La concesión finalizaba en marzo de 2023, pero a fines de 2022, el Gobierno la prorrogó hasta septiembre de 2024 las concesiones de FerroExpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca. “El Grupo ha evaluado los escenarios de negocio posibles, considerando su intención de continuar prestando servicios como operador de la red ferroviaria”, dice el último balance de la compañía.

También controlan Recycomb, sociedad dedicada al tratamiento y reciclado de residuos industriales para su utilización como combustible o materia prima.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...