Estudio eseverri desktop movile

Losardo deja Justicia y suena para reemplazarla el diputado Soria

Su perfil moderado e hizo incompatible con el rumbo de la relación entre el Ejecutivo y el Poder Judicial. Soria es el denunciante del Juez Hornos.

La actual ministra de Justicia, Marcela Losardo, tiene decidido dejar su cargo, un movimiento mayor que el gabinete de Alberto Fernández no confirman oficialmente pero dan por hecho. En la danza de nombres para reempalzarla picó en punta el diputado rionegrino Martín Soria, uno de los denunciantes del presidente de la Cámara de Casación, Gustavo Hornos, por sus visitas a Mauricio Macri cuando era Presidente de la Nación.

Losardo deja el gabinete, dicen, cansada de una dinámica que le era ajena: de fuertes vínculos con el Poder Judicial, no comulgaba con la críticas de Cristina Kichner, que Fernández terminó esta semana de hacer propias. La ministra había abalado el discurso del Presidente y la Vice, pero si bien defendió la necesidad de avanzar con las reformas del Fuero Federal Penal de Capital y el Ministerio Público, recordó el alcance de la Comisión Bicameral para investigar jueces, al señalar que no podrá sancionarlos.

“Lo que hará le Bicameral será estudiar el funcionamiento del Poder Judicial, hacer propuestas, citar a audiencias públicas”. No va a poder sancionar jueces, eso no es constitucional”, dijo Losardo. Volvió de inmediato a circular un rumor: la abogada forma parte del lote de “funcionarios que no funcionan” para CFK.

Socia en un estudio jurídico de Fernández, Losardo, muy amiga de la primera esposa del Presidenta, la madre de su hijo Estanislao, pertenece al círculo más íntimo del primer mandatario. Desde el Instituto Patria, sin embargo, siempre la resistieron por lo que consideran su poco compromiso para avanzar a fondo en las reformas judiciales de sello cristinista que ahora también impulsa Fernández.

Sin la salida conformada oficialmente –lo que siempre puede dar lugar a una contramarcha de último momento- los nombres de los sucesores ya están sobre la mesa. En un momento se habló del massista Ramiro Gutiérrez, hombre de la provincia de Buenos Aires, pero esa fuerza lo negó de modo terminante. Su perfil duro en materia penal, alejado del garantismo tampoco pareció ayudarlo.

En los rumores también figuró Juan Martín Mena, el viceministro, que antes trabajo en la AFI y funcionó hasta ahora como una suerte de referencia kirchnerista en el ministerio. Pero también parece descartado.

Quien finalmente quedó como la posibilidad más cierta es el diputado Soria, de fluida relación con el Instituto Patria e interlocutor de los más allegados a Cristina en los temas judiciales, como son el senador Oscar Parrilli y el diputado nacional Leopoldo Moreau. Soria mantiene también una asidua relación con Alberto Fernández.

Soria, hijo del malogrado exgoberandor rionegrino, fue uno de los denunciantes de Hornos, blanco de cuestionamientos muy duros del kirchnerismo. Dijo, además de denunciarlo penalmente por los supuestos contactos indebidos con Macri, que el presidente de Casación “formaba parte de la mesa judicial de Cambiemos”. Y sumó: “La Casa Rosada fue la sede oficial del lawfare durante el macrismo”, indicó Soria, en una frase que fue música para los oídos de Cristina Kirchner. (DIB)

Comentarios
Cargando...