Luciana Peker “Hoy hay hijas transformando mentalidades”

Entrevista de la Agencia Comunica durante el paso de la periodista y escritora por la Muestra Libros en Olavarría


El lenguaje libertario, las políticas públicas sobre el cuidado de las mujeres, el rol de los periodistas, la importancia de la educación sexual integral y el significado histórico del pañuelo verde como símbolo de lucha. Luciana Peker, periodista y escritora feminista, llegó a Olavarria a presentar su libro “La revolución de las hijas” y a hablar de las implicancias políticas que tiene la lucha de miles de chicas que se animaron y coparon las calles para defender sus derechos y que enseñaron a sus madres y padres a comprender una época de cambios. Ella lo capta, lo escribe y lo imprime en las páginas de su libro donde se habla de libertad, de derechos, de revolución y de amor.

Su recorrido es largo y va cosechando por cada ciudad adonde llega el libro la devolución de mujeres que agradecen, cuestionan, piden y preguntan. “Vengo de Neuquén, La Rioja, Comodoro Rivadavia, Córdoba o Rosario donde se han abierto a escritoras y periodistas feministas y eso es un hito en lo social y cultural”.
Pero también estuvo en Medellín, Colombia, donde las mujeres indagaban sobre los sucesos vividos en la Argentina el año pasado e implementaron su propio pañuelo de lucha. Luciana Peker se emociona cuando certifica que su libro “ha unido unido a muchas madres con sus hijas. Muy por el contrario de lo que se prejuzga, la lucha por los derechos ha hecho que las hijas comprendan más a sus mamás y que las mamás acompañen más a las demandas de sus hijas”.
-Se reconfiguran las relaciones familiares con las mamás y con los papás? Las hijas llegaron para enseñar también a los hombres?
Por supuesto! (Sonríe). En cualquier lugar donde ves a un hombre que está pensando distinto ya sabés que atrás hay una hija. Nos pasó en Diputados y nos pasa en la calle, con un taxista, un docente, cualquier hombre.. Lo que no logramos las mujeres adultas, las madres, lo están logrando las hijas porque muchos varones escucharon a sus hijas como no habían escuchado a sus esposas, a sus amantes, a sus novias, a sus compañeras de trabajo y a las periodistas que escribimos hace muchos años. Creo que por amor a las hijas, por una paternidad que en ese sentido se pudo predisponer a la escucha y también por la fortaleza de las hijas que son muy tajantes en lo que piensan y se imponen dentro de las casas.

Pero además, yo aprendo de mis hijas, aquí se rompe con la idea de que la maternidad está solo para enseñar. Antes la madre daba todo, hoy apelamos a madres que hagan otras cosas y está bueno que compartan una lectura, una marcha, una lucha. las chicas hoy discuten y uno discute cosas donde quiere cambiar pero también donde quiere estar. Nosotras nos escapábamos de casa, hoy discuten en sus familias porque quieren tienen la idea de familia como lugar de amor, de respeto, de respaldo, donde hay raíz. No la familia que exige la identidad de género. “La revolución de las hijas” quiere familias democrácticas. 

   “Hoy hay hijas transformando mentalidades”

-¿Es dificil hacer periodismo y militancia feminista, como conjugar estas dos cuestiones?
Es difícil pero hay muchas periodistas jóvenes y pujantes y hoy se está haciendo mejor periodismo en las provincias que en la ciudad de Buenos Aires. A muchas de las más grandes nos han pasado cosas o nos han dicho algo que si sucediera hoy iríamos al Tribunal de La Haya más o menos. Y las periodistas pudimos lograr que se diga “femicidio” en lugar de “crimen pasional”. Hoy se difundieron nuevas cifras y hay uno cada 27 horas, el último informe era cada 30 horas. Hemos logrado cosas importantes pero faltan más periodistas de género y más batalla.

Lenguaje y aprendizajes

Luciana Peker asegura que el lenguaje inclusivo “es una batalla ganada por les chiques como se definen. El lenguaje forma parte de su propia lengua y código” y enfatiza que las hijas aprendieron “a defender sus derechos, a que su muerte no era un destino posible, que no había por qué privarlas de viajar, de leer, de salir a bailar, aprendieron de generaciones anteriores. Creo que hay hay un incentivo generacional de libertad y de cuidado que tomaron y lo llevaron más lejos.
-Sentís que más allá de esa conquista hay riesgo retroceder en esos derechos? Sobre todo teniendo en cuenta que hay un fuerte sector anti derechos que puja por frenar estos avances.
Si, hay un tensión histórica donde no solamente hace falta avanzar hacia más derechos sino que claramente avanzan sectores anti derechos. En Brasil lo expresa claramente Jair Bolsonaro, que en estos días se muestra diciendo que las violaciones son porque las mujeres no usan bombacha, y pueden decir que la esposa de Macron es fea y que Francia se queda del incendio en Amazonas porque el presidente tiene una esposa fea… Estos grupos plantean retrocesos, se ha dado a lo largo de la historia y nos quieren hacer retroceder.
-Como también se niegan a la educación sexual integral..donde se ha avanzado. 
La Esi es la única vacuna que conocemos contra el abuso sexual infantil. Lo mejor no es lo que se dice en las aulas sino lo que genera después. creo que se ha generado un cambio en las aulas y se ha logrado la curiosidad intelectual. por primera vez los pibes y pibas reclaman contenido escolar!

peker4

        “La Esi es la única  vacuna que conocemos contra el abuso infantil”

Deudas pendientes


Políticas públicas (ayudas concretas para mujeres y trabajar también sobre los varones jóvenes) y la despenalización del aborto son para ella dos deudas concretas y urgentes.
“No solo faltan políticas públicas sino que es una verdadera deuda pendiente muy peligrosa. Pero si le decis a una mujer que se empodere, que denuncie porque no tiene por que tolerar la violencia de género y después no le das una adecuada protección está más en peligro que si no hubiera denunciado nunca. ¿Pero qué vamosa hacer? ¿Decirle bancate el cachetazo porque si denuncias te pueden matar?. Eso ya no es posible. No es posible el retroceso en la aceptación de la violencia. pero si denuncian y no hay medidas restrictivas en serio, ni refugios, no hay políticas para jóvenes ni educación, hoy están en riesgo y no solo es que no hay políticas públicas sino que hoy hay un desastre. En momentos de crisis hay que seguir reclamando.
Hoy en la Argentina el aborto es legal por causales (salud o violaciones) pero hay una deuda. Las últimas declaraciones de Alberto Fernández fueron muy claras en el sentido de que es socio de las mujeres. Lo dijo después de las Paso y habría que ver qué implica en la letra chica estar a favor de la despenalización. Si quiere implementar una despenalización, si pretende volver a ser Ministerio la Secretaria de Salud, si quiere llevar ese proyecto de ley al congreso, falta desentrañar la letra chica pero creo que se va a avanzar.

Luciana Peker reclama y valora lo alcanzado. “No hubo otro movimiento político tan grande como el feminista y esto impacta en el mundo”, asegura.Por eso en el libro refleja que “el verde quedó como queda el pasto después del verano: aunque no haya ley, hay emblema.Y sobre todo, hay futuro. Son las pibas de pañuelos y puños en alto. Las increíbles Hulk de la Argentina no tienen sobredosis de músculos; tienen brillantina contra la invisibilización histórica del machuismo. La revolución de las hijas no tiene vuelta atrás”. Y no, no hay dudas de eso. (Agencia comunica – Facso)

Comentarios
Cargando...