Estudio eseverri desktop movile

Luis Arrien participó de un certamen internacional para diseñar un dispositivo satelital del tamaño de una lata.


logistica olavarria

Por su integración en una red de ex becarios de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, el ingeniero Luis Arrien fue convocado para participar de un certamen latinoamericano de prototipos de CAN-SAT, un nano satélite que tiene las dimensiones de una lata de gaseosa. La actividad fue organizada por la Sociedad de sistemas aeroespaciales y electrónicos de la IEEE (Aerospace and Electronic Systems Society).

El docente de la Facultad de Ingeniería de la UNICEN ofició de moderador y jurado de la jornada desarrollada el 1 y 2 de octubre y que reunió a estudiantes y profesionales de diferentes países de Centroamérica.

La dinámica del evento implicaba que los equipos se conformaran libremente y se sumaran a una de las tres misiones: La misión Sabio Caldas para construir un nano satélite que incluya dispositivos que midan temperatura, presión atmosférica y altitud; la misión Nikola Tesla que debía agregar a ese primer concepto un módulo de recepción de datos a través de geolocalización (GPS) y opcionalmente giroscopios, altímetros o sensores ultravioletas; y por último la misión de Cardiosatélite que implicaba que a los circuitos anteriores, se les agregue un marcapasos controlable a través tecnología aeroespacial.

“La premisa es que tenga las dimensiones de una lata de gaseosa”, explicó Arrien. “No tiene que ser necesariamente una lata de aluminio, puede ser una réplica de impresión 3D, etc, esto es 350 ml y un peso máximo de medio kilo. En ese habitáculo debe integrarse y entrar el conocimiento”, detalló el integrante del núcleo de Investigación Tecnológica en Electricidad y Mecatrónica (Intelymec) de la FIO. “Debe ser un dispositivo que suba mil metros de altura, sea autónomo y recuperable. Es un desafío tecnológico a nivel de la NASA”, graficó el especialista en ingeniería mecatrónica y ensayos no destructivo.

El docente contó que participa de este tipo de actividades de la Sociedad colombiana de sistemas aeroespaciales y electrónicos de la IEEE (Aerospace and Electronic Systems Society), por su experiencia en México como becario de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) años atrás. “Desde este espacio surgen actividades diversas. Esta fue una más donde participé como profesional argentino”, agregó.

Arrien fue jurado en la misión Nikola Tesla. Respecto a la posibilidad de sumarse a este tipo de certámenes, aseguró que son actividades abiertas que despiertan mucho interés, ya que este tipo de sistemas encapsulados termina trasferido a productos comerciales de diferentes campos disciplinares.

“Esta participación es un reconocimiento al trabajo de la UNICEN, la Facultad de Ingeniería y nuestro grupo de investigación”, dijo, y resaltó la alta participación de mujeres en el evento. “Son experiencias que permiten salirse del día a día e indagar sobre lo que se hace en otros lados”, concluyó.

Los equipos ganadores del CAN-SAT latinoamericano 2021 recibieron como premio un kit de robótica para cada participante, libros, invitaciones a talleres de electrónica y nanotecnología y demás souvenirs tecnológicos.

Comentarios
Cargando...