México: Un intendente fue atado a un árbol por incumplir sus promesas


El Intendente de Frontera Comalapa, Óscar Ramírez Aguilar, fue atado a un árbol por ser ‘un mal funcionario que no merece la confianza del pueblo’.

Los pobladores de 11 barrios de la ciudad del estado de Chiapas están cansados de las promesas incumplidas y la gota que rebalsó el vaso fue la entrega de una obra en mal estado. Se trató de un tanque de agua potable de mala calidad que tenía un parche de cemento que se estaba despegando sin contener agua aún.

Con esta acción aguardan que Ramírez nunca más pretenda postularse a un cargo público. “Nos prometió que sería un obra digna para los comalapenses, pero todo quedó en una farsa porque el sistema de agua no funciona bien, es un problema añejo que debe ser atendido con forma y que debe ser prioridad porque con esa promesa llegó a vernos a nuestras casas y ahora no quiere cumplir”, dijo uno de los pobladores.

Ramírez Aguilar salió al paso para desmentir el supuesto amarre, pero los pobladores siguen confirmando ‘la lección’ contra el jefe comunal, informó Infobae.

Comentarios
Cargando...