“No creo en la justicia, pero voy a seguir pidiendo”

Lo dijo Graciela Alderete a 18 años del hallazgo de los restos de su hijo Germán Esteban Navarro.


Este miércoles 26 se cumplen 18 años de la aparición de los restos de Germán Esteban Navarro y su madre, la incansable Graciela Alderete, aseguró: “no creo en la justicia, pero voy a seguir reclamando”.

El crimen de Germán Esteban Navarro nunca se esclareció.

Hoy Graciela Alderete estuvo con la prensa en el lugar donde levantó un monolito para recordar a su hijo a pocas cuadras de donde fueron hallados sus restos.

Dijo Graciela, “la causa está igual no avanzó nada, otros abogados me han dicho que hasta los 25 años se puede seguir moviendo pero no me dan esperanzas de conseguir justicia”.

Germán Esteban Navarro, Mara como se hacía llamar, despareció a finales del año 2004 y sus restos fueron hallados en abril de 2005 y Graciela tuvo que seguir esperando: pasaron 8 meses desde el hallazgo hasta que supo que los restos eran de su hijo.

“Cuando llegué acá estaban levantando pelo con una espátula”, recordó Graciela.

La mujer estaba segura, tras la desaparición, que Germán iba a volver. “Nunca me lo imaginé muerto”, dijo.

Como lo ha dicho siempre, al referirse al crimen vuelve a referirse al Poder: “acá hubo mucha gente de poder: Eseverri, Aranzabal, la Policía. Cuando fui a hacer la denuncia por la desaparición Arbio (el Fiscal fallecido) dijo que él no le podía tomar la denuncia y tuvo que viajar yo a la ciudad de Azul”.

Recordó además, “en 2013 un testigo de identidad reservada dijo quien lo había matado. Pero para el Juez Villamarín el testimonio de identidad reservada no fue veraz. Ahí se acusó Víctor Ocaña, a quien me lo estoy cruzando, yo voy en el colectivo y lo veo caminando como si nada”.

Graciela no descansa en su convencimiento de algún día encontrar justicia y que esa justicia le traiga algo de paz.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...