Estudio eseverri desktop movile

Oficializaron la venta del Multimedios El Popular


Una nota de Martín M. Rodríguez / Lu32

En las páginas del matutino del domingo, se menciona que la familia de Don Julio Argentino Pagano deja en otras manos la conducción de la empresa, tras 86 años, de los 123 de vida que tiene el diario fundado por Dionisio Recavarren. En la nota titulada ‘Fin de un ciclo y principio de otro’, describen que ahora está bajo mando un ‘grupo empresarial encabezado por Lucas Torres’. Ingrese para leer lo publicado.

Aclaración: la nota no lleva firma en su edición original, lo que presupone en la jerga periodística que ‘es la voz de la empresa’, como un editorial.

Después de 86 años la familia de don Julio Argentino Pagano deja en otras manos el timón de EL, POPULAR, el multimedios de Olavarría, fundado 123 años atrás por don Dionisio Recavarren. Desde esas cuatro páginas de formato sábana que llegaron a las calles olavarrienses distribuidas por un canillita a caballo el domingo 24 de junio de 1899 al diario de hoy, complementado por una señal televisiva, una radio FM y una página web y la necesario presencia en las redes sociales corrió mucha agua bajo los puentes.

La pequeña aldea se convirtió en una gran ciudad y EL POPULAR acompañó ese crecimiento marchan-do al mismo ritmo. Esta es una de las características claves de esta historia de la que hora se cierra un capitulo y se abre otro con el grupo empresarial encabezado por Lucas Torres como responsable: la ciudad y EL POPULAR están indisolublemente unidos y se engrandecieron juntos.

Julio Argentino Pagano se hizo cargo del diario en 1936 y fue su director hasta la década del setenta, cuando falleció corrigiendo unas editoriales. Lo sucedió su hijo Julio Mario Paga-no, el hombre que llevó adelante una época de gran crecimiento tanto tecnológico como en infraestructura edilicia y contenidos periodísticos.

Tras su desaparición física, mediados los noventa, la dirección estuvo a cargo sucesivamente de sus hermanas Mabel, luego Graciela y finalmente de Jorge Gabriel Botta, hijo de Mabel durante los últimos quince años. En esta última etapa, probablemente la más intensa en cambios y competencias fue cuando se incorporaron el canal local, la radio 98Pop y el desarrollo de la web y medios en redes sociales.

Ahora se cierra la etapa de la familia Pagano al frente de EL POPULAR y se abre la que tiene a Lucas Torres como el depositario de esos 123 años de historia.

Los diarios en papel sufren una crisis en todo el mundo ante la irrupción de Internet, las redes sociales y los inevitables cambios en las sociedades. El volumen de información que llega a la gente ha crecido exponencialmente como también los medios por los que se difunde, por eso El Popular Medios se conforma con una diversidad de formatos.

Esto obliga a replanteos y ala adopción de nuevas estrategias, todo lo cual se da en un contexto convulsionado. Pero hay cosas que permanecen inmutables, como la necesidad de difundir las informaciones respetando códigos de veracidad y procesándolas con honestidad intelectual.

Durante 123 años EL POPULAR ha mantenido esa línea de conducta y no planea abandonarla sea cuales fueran los cambios que vayan produciéndose. Sea en el tradicional soporte el papel o transmisión de datos, las reglas éticas del periodismo son las mismas.

EL POPULAR ha debido ser a lo largo de su historia tanto un diario de referencia, es decir el que ofrece a los lectores un periodismo regido por estrictos estándares de exigencia, como de pertenencia, lo que significa la necesidad de vincularse con su público por factores fundamentalmente emocionales.

La inserción alcanzada en la comunidad revela que esa difícil tarea se cumplió con solvencia.

El compromiso de EL POPULAR con su gente se mantuvo inalterable durante casi un siglo y cuarto y así continuará. Fue sostenido y cimentado por generaciones enteras de periodistas y empresarios a través de todos los cambios que se operaron en la ciudad y en el mundo.

Junto a la inevitable tristeza que supone siempre un final está la no menos inevitable alegría que trae el principio de un camino que se comienza a transitar con la certeza de que se recorrerá con la misma honestidad y el compromiso de siempre.

Comentarios
Cargando...