Otermín: “Le vamos a pedir a la oposición de buena fe que venga a debatir”

El presidente de la Cámara de Diputados bonaerense se comprometió a “discutir” con los legisladores opositores “todos los puntos de la ley impositiva” para “poder llegar a un consenso” que permita la sanción de la norma.

l presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Federico Otermín, llamó a la oposición a que “de buena fe” vaya a “debatir al Congreso” el miércoles, al tiempo que se comprometió a “discutir” con ellos “todos los puntos de la ley impositiva” para “poder llegar a un consenso” que permita la sanción de la norma.

“Le vamos a pedir a la oposición de buena fe que venga a debatir al Congreso. Tendremos las reuniones que tengamos que tener para poder discutir y que el miércoles podamos tener la ley, porque la provincia necesita tener una ley impositiva”, expresó Otermín en diálogo con una  radio porteña, de cara a la sesión convocada para el miércoles en la Legislatura provincial.

Esfuerzos y concensos

La semana pasada, la sesión convocada para discutir la ley impositiva quedó frustrada luego que la oposición -Cambiemos- se negara a dar quórum. Otermín dijo estar “convencido” de que se va a poder “llegar a un consenso” y, al mismo tiempo, expresó el compromiso del oficialismo de “hacer todos los esfuerzos” para el miércoles poder tener la norma, incluso dijo que están “abiertos a mejorar la ley”.

En este sentido, adelantó que “a partir de mañana se reunirán con los presidentes de los bloques”, mientras el ministro de Economía, Pablo López, y las autoridades de ARBA “hacen la evaluación” de las sugerencias brindadas por la oposición, que ya están incluidas en borradores, con la idea de “poder hacer una devolución” que permita “avanzar de cara al miércoles”. “Nuestra esperanza y expectativa es que en un marco de unidad de todo el arco político de la provincia, podamos tener esta ley que es importante para la provincia y para los municipios”, aseveró.

Aumentos criteriosos

Sin embargo, Otermín dejó claro que la condición es “mantener el criterio de segmentación y de progresividad” porque, según explicó, “no todos los habitantes de la provincia están en condiciones de pagar el mismo porcentaje de aumento”.

“Por eso, queremos que algunos puedan pagar un aumento muy muy chiquitito, del 15, 20, 25 por ciento, muy por debajo de la inflación y, para poder compensar eso, que aquellos que están en condiciones de poder abonar un impuesto un poquito más alto, lo hagan”, planteó en cuanto al incremento del impuesto inmobiliario, que es uno de los puntos en discusión.

Poner la provincia de pié

“Este es un aumento para poner la provincia de pie”, dijo y mencionó que a quienes paguen en una sola cuota, se les hará un descuento del 20 por ciento, lo que termina poniendo al aumento “por debajo de la inflación”.

El titular de la Cámara baja bonaerense recordó que esta ley se presenta todos los años para ser debatida en la Legislatura, esta vez acompañada de otras medidas, entre las que mencionó la decisión del gobernador Axel Kicillof de “retrotraer un aumento del 25 por ciento de la tarifa de luz que había dejado firmada la ex gobernadora (María Eugenia Vidal)”.

Indicó que los bonaerenses vienen pagando aumentos de más del 1.000 por ciento, por lo que si se les aumentara un 25 por ciento más sobre ese acumulado, el monto “sería muy superior a cualquier aumento que pueda haber en la ley impositiva, en lo que tiene que ver con el impuesto inmobiliario”.

Ser responsables

“Hay que ser responsables”, les dijo a “los que durante mucho tiempo endeudaron a la provincia y convalidaron aumentos descomunales de la luz, el gas, y el agua, ahora puestos en paladines de la Sostuvo que la provincia “honrará” la deuda contraída por la administración anterior, pero dejó claro que también dejó una “deuda interna muy grande” que hace que “la provincia esté hoy en emergencia social”. “Necesitamos que el estado provincial no pierda recursos, no es que se estará recaudando más que antes con esta ley”, dijo, y precisó que “el 86 por ciento de todas las propiedades de la provincia de Buenos Aires va a recibir un incremento menor a 3.500 pesos anuales, pagaderos en 5 cuotas, que se pueden incluso beneficiar de un descuento del 20 por ciento”, dijo.

Finalmente, consideró que “los que viven en las casas más caras de la provincia de Buenos Aires, pueden pagar ese incremento” para “cubrir” que el peso del aumento sea menor en los que “menos tienen”. (InfoGEI)Jd

Comentarios
Cargando...