Para el Bloque del FDT la rendición de cuentas: “está atravesada por improvisaciones y desprolijidades”

Este miércoles se concretó la sesión especial del Concejo Deliberante para tratar el detalle de gastos del gobierno municipal durante el período 2022. El bloque Frente de Todos votó en contra de la rendición, advirtió que estuvo “atravesada por posibles hechos de corrupción” y que el Ejecutivo escondió un déficit de más de 500 millones de pesos.

El oficialismo presentó un cálculo de recursos final de más de 12 mil millones de pesos y un supuesto superávit de 85 millones. Sin embargo, este dato fue objetado.

El concejal del Frente de Todos, Ubaldo García, advirtió: “Hay un superávit falso, en realidad existe un déficit ya que hay que retirar conceptos como el ingreso por la venta de la calle a Cementos Avellanedas, los intereses y algunos ajustes de fin de ejercicio. Sin dudas el ejercicio arroja un déficit de más de 500 millones de pesos y equilibraron las cuentas vendiendo bienes”.

Por otra parte, García señaló que esta rendición muestra un agravamiento del “carácter regresivo” del sistema impositivo municipal. “El canon que menos subió fue el derecho de explotación de cantera o impuesto a la piedra con un 68% a pesar de que hubo récord en despacho de cemento y un gran aumento de precios”, señaló el edil.

Además, remarcó la escaza inversión real del municipio en obra pública. “Sin los fondos obtenidos por la venta de bienes de capital, la inversión municipal en obras no superó los 200 millones y en las localidades fue prácticamente cero”, detalló.

Por su parte, la titular del bloque opositor Mercedes Landívar aseguró que esta rendición estuvo “atravesada de punta a punta por hechos gravísimos de irregularidad institucional, decisiones arbitrarias, indiferencia, improvisación y posibles hechos de corrupción”.

La concejal además señaló y cuestionó un recorte en Desarrollo Social “mientras se concretaban los hechos más escandalosos de los últimos tiempos”, por otro lado mencionó la pérdida de 80 millones por el fracaso de plan TUVI de viviendas industrializadas y la venta ilegal de terrenos que “muestra una falta de planificación de suelo urbano y una política de viviendas para todos”.

A su turno, la licenciada Natalia Álvarez expuso los principales problemas en torno a la inversión municipal en salud. “La salud pierde participación año a año sobre el total de los ingresos, sin embargo, hubo un aumento del 300% en el área de administración de políticas de salud. Esta gestión volvió a priorizar el gasto en funcionarios y cargos políticos. Quisiera saber qué se hace en esta área que se lleva un presupuesto tan importante en salud”, cuestionó.

Por otra parte, señaló que durante el 2022 aumentaron un 64% las consultas en el hospital debido al retraso en los controles que se había generado durante la pandemia pero que el centro de salud no recibió un aumento de recursos equiparable.

“La pregunta es cómo hicieron con menos plata y casi el mismo personal para atender las 400 mil consultas extras. Quizás por esto los profesionales hayan hecho un abrazo al hospital y por eso también haya cada vez más renuncias. El hospital perdió prestigio y no están cuidando a sus trabajadores”, alertó.

“Esta radiografía de la administración demuestra improvisación, falta de transparencia, falta de participación de la sociedad civil en las decisiones, discrecionalidad y lo que más nos preocupa se evidencia falta de planificación y rumbo. No hay plan estratégico de crecimiento urbanístico, salud, hábitat ni de la matriz productiva. En síntesis, no tenemos un plan”, sentenció Landívar.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...