Para la Coordinadora, el veto de Galli, "cercenó" la ordenanza del boleto

Coordinadora del boleto
La Coordinadora por el Boleto Estudiantil Gratuito, que redactó el proyecto de ordenanza que aprobó el HCD por unanimidad, redactó un documento donde opina sobre el veto parcial del intendente Ezequiel Galli a la norma “cercenó los puntos esenciales de la ordenanza aprobada a instancias de los estudiantes y organizaciones que conforman la Coordinadora.”
 
El texto de la organización dice textualmente: “El veto de Ezequiel Galli al Boleto Estudiantil Gratuito (BEG) no fue, como se anunció, un veto parcial.
El rechazo del intendente cercenó los puntos esenciales de la ordenanza aprobada a instancias de los estudiantes y organizaciones que conformamos la Coordinadora. Sumado a esto, el intendente pretende legislar introduciendo “limitaciones al uso irrestricto del acceso gratuito al transporte” (tanto de horarios, actividades educativas y limitándolo a algunos estudiantes).
Como si fuera poco, posterga su implementación para el año que viene sin resolver los trastornos que provoca a cientos de estudiantes primarios y secundarios el actual funcionamiento de la TEO.
 
Donde la Coordinadora por el Boleto se propuso establecer un derecho y que se garantice sin restricciones, el intendente Galli vio una supuesta inviabiliadad y, por sobre todo, un nuevo negocio para las empresas concesionarias del transporte público.
Lo “inviable” del Boleto Estudiantil reside para Galli (en este caso, Hilario, que se encargó de fundamentar el nefasto veto) en que se requeriría afectar casi la mitad del Fondo Educativo para financiarlo. Cabe recordar que los subsidios estatales que reciben las empresas (más de 48 millones de pesos para 2016) son más que suficientes para que garantizar un servicio de calidad para todos los usuarios, incluyendo el BEG.
Ahora bien, el tarifazo por decreto que llevó el boleto único a $8,25 expone que todos los costos del transporte reacen sobre los usuarios y trabajadores. Las familias trabajadoras y los estudiantes, que son sus hijos, pagamos tarifas cada vez más caras e impuestos que financian a las empresas y a cambio recibimos un servicio de malas condiciones. Por esto vemos que es necesario también el boleto obrero que impulsan los sindicatos, a los que llamamos a dar una pelea en común.
La sintonía del jefe municipal con el gobierno nacional y provincial del PRO es absoluta: se aumentaron los subsidios y las tarifas del transporte con absoluto desconocimiento de
 

Comentarios
Cargando...