Estudio eseverri desktop movile

Parálisis y abandono: Así está la obra del Polo Judicial de la que nadie habla

Pasó más de un año y medio desde que la empresa contratista frenó los trabajos. Todo en Bolívar y 25 de mayo es desidia y abandono. ¿Ya nos acostumbramos al elefante blanco? Imágenes exclusivas con el Drone de En Línea.


El ambicioso y costoso proyecto que buscaba dotar a Olavarría de un Polo Judicial para congregar juzgados, fiscalías y hasta una alcaidía sigue como quedó hace más de un año y medio cuando se frenó la obra: abandonado.

Durante los primeros años de gobierno del ex Intendente José Eseverri el Municipio donó el predio a la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires. La donación la concretaron el ex Intendente Eseverri y quien en aquellos años – como ahora – ejercía la presidencia de la Suprema Corte Daniel Soria.

El proyecto de obra significan 12.700 metros cuadrados distribuidos en cuatro pisos, donde iban a funcionar oficinas para jueces, fiscales y defensores. A cambio de la donación que realizaba el Municipio, la Suprema Corte de Justicia entregaba el edificio donde funciona el Tribunal de Trabajo en calle Coronel Suárez. Todas las dependencias de la Suprema Corte de Justicia en Olavarría, terminada la obra, se trasladarían a ese proyectado edificio ubicado en Bolívar y 25 de Mayo.

Durante la administración del ex Gobernador Daniel Scioli esa obra no se inició y fue en el año 2017 ya con María Eugenia Vidal a cargo de la gobernación que se iniciaron los trabajos.

La gestión de Vidal terminó, pero dejó sin terminar el mega edificio.

¿Alguien dijo algo en este tiempo respecto a la obra? Absolutamente nada, solo silencio. Silencio que se traducirá en mayores costos para el Estado en el momento, si es que el momento llega, en que la obra se reactive.

«En un mes se va a desmantelar la obra”, decía en el año 2019 una ingeniera de la empresa a cargo de los trabajos y firmaba la partida de defunción de los trabajos. Sin embargo el anuncio no se hizo explicito en su totalidad aún en este mes de octubre gran parte de la obra continúa tal como lo anunció la ingeniera e incluso una gran grúa permanece inalterable como el día en el que fue colocada.

La obra fue licitada entre los años 2016 y 2017 cuando se estimaba un presupuesto de casi 350 millones de pesos. Allí no se dejaba de destacar que se trabajaría en 3 etapas y sus correspondientes tres desembolsos económicos para la empresa que ganó la licitación: 57 millones de pesos para 2019, 126 millones para 2020, 73.5 millones para 2021 y 63 millones para 2022.

Drone: En Línea Noticias

Ese dinero era parte del presupuesto de la Administración de Justicia y los tenía que ejecutar el entonces Ministerio de Infraestructura.

Las sucesivas devaluaciones durante el último tramo del gobierno de Mauricio Macri generaron impacto directo en los precios y, como es esperable, la firma encargada de la obra comenzó a pedir redeterminación de precios.

Solo como dato que gráfica lo que puede significar el final de la historia: cuando se firmó el contrato el dólar estaba a 20 pesos.

Galli vs la Corte

Drone: En Línea Noticias.

Inmediatamente después de conocida la paralización de las obras el Intendente Ezequiel Galli buscó exculpar al Gobierno de la entonces Gobernadora María Eugenia Vidal de la páralis de los trabajos en uno de los proyectos más ambiciosos de los últimos años en Olavarría.

En mayo de 2019 Ezequiel Galli le decía al diario El Popular: “el diálogo está con la Corte que es quien contrató a la empresa y quien tiene que llevar adelante la obra”.

Las frases del Jefe Comunal llegaron rápido a los pasillos de la Suprema Corte de Justicia y los cortesanos en boca de su entonces presidente Eduardo De Lázzari no solo desmintió a Galli sino que le pidió que se rectifique.

El entonces presidente de la Suprema Corte Eduardo de Lázzari envió una nota formal y además le remitió a Galli un informe técnico. Precisamente este último instrumento deja en claro que el contrato fue suscrito por Infraestructura y que esa cartera la lleva a cabo, por lo prescripto en la ley 6021, de Obras Públicas.

También remarcó que el Presupuesto general, redactado por el Ejecutivo y aprobado por la Legislatura, sólo asignó el 15 por ciento de los fondos necesarios para la continuidad de las obras del año 2019.

“Tomando como referencia el informe que adjuntó tenga a bien efectuar las aclaraciones públicas de rigor, de manera de poder brindarle a la comunidad de Olavarría información veraz y adecuada”, le espetó el De Lázzari al Intendente.

El Hoy

Hoy el paisaje en 25 de Mayo y Bolívar muestra un estado de abandono y deterioro permanente de lo que sería el edificio que iba a poner a Olavarría en la vanguardia de los edificios destinados a contener a jueces, fiscales y otros magistrados encargados de administrar justicia en nuestra ciudad.

Ya electo Gobernador Axel Kicillof, el Intendente Galli declaraba a medios provinciales: “pretendemos que en los próximos cuatro años en algún momento se pueda retomar en conjunto. Después siempre surgen cuestiones que tienen que ver con la salud o con la seguridad. Pero quizás lo más emblemático de todo, porque fue una obra muy esperada y sería bueno que se pudiera terminar es el Polo Judicial”.

La obra poco a poco muestra como comienza a pasar el tiempo y eso, indudablemente, se convierte en perdida de dinero. Al momento de pararse los trabajos el avance de obra rondaba el 35% algo que seguramente será menor cuando se evalúe el daño del paso del tiempo y la desidía.

¿Algún día se reactivará u Olavarría se acostumbrará a vivir con un elefante blanco en pleno centro de la ciudad?

Comentarios
Cargando...