Patricia Bahl: “En Olavarría algunas familias cuentan solo con mate cocido”

“Soy del palo. Soy de barrio”, es una de las formas que encuentra para definirse. Hay otras más formales: estuvo al frente del Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social casi una década. Fue concejal. Hoy transita, milita y defiende la economía social y el emprendedurismo. Coordina la Asociación Civil La Minga.

Patricia Bahl se sumó este domingo a “Las Diez de WhatsApp” de En Línea Noticias. Piensa que “el peronismo siempre es alternativa”. Sobre Ezequiel Galli dice “es Macri” y asegura que el Municipio “brilla por su ausencia”. Sobre el futuro político piensa en un candidato “que invite a  planificar acciones concretas para que las reducciones de los índices de vulnerabilidad no solo desciendan en Olavarría, sino que se sostengan en el tiempo”

ELN: ¿Cómo se trabaja y qué herramientas tienen para trabajar desde la Economía Social en un contexto como el actual?

Se trabaja con una solida organización territorial, se trabaja con el Otro, en equipo. Y también se trabaja con mucho cariño. Esto es lo que nos ha permitido durante estos años fomentar y acompañar experiencias de economía social sin contar con ayuda económica por parte del municipio ni de ningún estamento del Estado. Hablo de los últimos tres años casi cuatro. Ha quedado demostrado que el  principal obstáculo que tenemos en el sector de la Economía Social y Solidaria y el emprendedorismo en general, es la ausencia de una política pública que fomente y financie al sector. Es imposible abordar a este sector desde un escritorio, por eso desconocen sus realidades. La Economía Social puede y debe alcanzar escala, los emprendedores tienen que poder organizar su economía desde su saber hacer, tienen que ganar dinero. No debe pensarse esta economía como de subsistencia, al contrario, debe ser impulsada desde un crecimiento económico y un desarrollo social.

ELN: “En Olavarría hay gente que solamente cena”, fue una frase que le escuchamos decir hace algunos días. ¿Qué pasa? ¿Qué siente ante este escenario?

Es real, tal como lo expresé. La falta de trabajo, el tarifazo nacional provincial y municipal, la suba desmedida del dólar, hace que las familias pierdan bruscamente la posibilidad de algo tan simple como debería de ser comprar los alimentos diarios. Comprar los alimentos básicos es hoy en nuestra ciudad un problema para cientos de familias que pueden contar únicamente con una comida diaria. Algunas familias cuentan solo con mate cocido. Sé muy bien lo que digo porque estoy en continúo contacto con los vecinos. Es real que en todos los barrios a medida que vamos conversando surge siempre el precio del dólar, porque se sabe perfectamente que cuando sube el dólar sube el pan, la leche, la carne, complejizando las economías familiares.

El trabajador está también restringiendo sus alimentos, la ropa para los hijos, tratamientos médicos, etc, hablo de aquellos que cobran con recibo de sueldo, hablo de aquellos que tienen acceso a un trabajo formal, ellos también la estás pasando muy mal.

El impacto negativo y altamente preocupante  en el estado de salud integral que vamos a tener  pronto en los niños, los jóvenes, los adultos mayores va a ser terrible. Cientos de pequeños han abandonado tratamientos médicos necesarios, simplemente porque en sus hogares no se llega a cubrir lo mínimo, muchos menos pagar honorarios a profesionales.  Entre tantas otras cuestiones de vulneración de derechos.

ELN: Comedores y merenderos en los barrios, crecimiento de personas cartoneando en la ciudad, pibes pidiendo en algunas esquinas. ¿Imaginó alguna vez esa situación para esta ciudad?

Quizás no al extremo de lo que veo, o mejor dicho no pensé verlo en mi ciudad. A veces uno piensa que estamos alejados de todo, y no es así. No somos una isla. Duele ver como el Estado va desprotegiendo a las familias, las sacó bruscamente de escena, las  desmembró, las deja sin aliento diariamente, es un gobierno que no cree en la familia. Las situaciones de necesidad crecen, aparecen serios problemas familiares producto de esta crisis y no se ve que accionen para brindar respuestas, para resolver. La familia es agente activo en el desarrollo  de toda sociedad, pero hoy las familias están débiles porque sus hijos necesitan de un merendero, de un comedor.

ELN: La solidaridad suponemos en un valor entre quienes trabajan en el emprendedorismo. ¿De dónde vienen esos actos solidarios?

La palabra solidaridad se repite siempre en materia de economía social, en lo personal creo se materializa  en la capacidad de poder realizar acciones colectivas, trabajos cooperativos tomando como centro a la persona. Es la posibilidad concreta de hacer algo por el otro sin recibir nada a cambio. Los actos solidarios provienen de las historias de vida de cada uno, de la formación que tengas, de las cosas que hayas pasado en la vida, de nuestras crianzas, yo tengo a mis viejos, a mis hermanos  que son profundamente solidarios y eso se potencia en mí. Creo es un poco así.  De todas formas existen diversas expresiones de solidaridad. También trato de trasmitirles esto a mis hijos, Solana me acompaña activamente  en La Minga, y eso me hace muy feliz.  Uno no es ejemplo de absolutamente nada, se hace lo que se puede. Siempre hago el ejercicio de tener en claro que las  familias tienen que tener un hogar, un techo, trabajo, alimentos, salud, por  Justicia, no por solidaridad.

ELN: Tiempo atrás usted fue responsable Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. ¿Qué tipo de necesidades vio y en que cambió hoy, más allá de agudizarse?

Un orgullo para mí haber conducido el Centro de Referencia del MDS por casi 10 años. Ingresé en la Presidencia de Néstor Kirchner, un grande, un visionario, un líder. Mi maestro por siempre. Luego llegó Cristina, trabajé en sus dos Presidencias, pasé de todo, lo bueno, lo malo, lo triste, lo alegre, tanto en términos personales como en términos políticos,  pero honestamente elegí quedarme con lo bueno, con lo gratificante del Proyecto, valorando a esa mujer que nunca se rindió.

Vi todas las necesidades que heredamos de la crisis del 2001. Trabajamos a todo ritmo para revertirlas, desde tramitar y otorgar una pensión asistencial por discapacidad hasta tramitar un equipamiento de talleres familiares para que los emprendedores se pusieran a producir, a comercializar. Generamos trabajo digno, hoy solo se habla de la ausencia de trabajo. La única forma de frenar la pobreza que se veía era generar trabajo, y se hizo, se generó trabajo en blanco, salarios dignos.  Se trabajaba articuladamente en varias cuestiones con el municipio, en ese momento lo conducía primero Helios y luego José Eseverri. Había una política pública conjunta. Desde el CDR sabíamos lo que teníamos  que hacer, teníamos en claro que la persona era el eje de las políticas. Fortalecimos y acompañamos a las familias desde diversos dispositivos. Hoy la familia está siendo fuertemente desprotegida. Estábamos organizados. Más allá que hice todo lo que pude, institucionalmente hablando,  seguramente quedaron cosas sin hacer. Para mí una gran experiencia que guardaré por siempre con mucho cariño.

ELN: ¿Qué rol cumple el Intendente Galli, en particular, y el Municipio en general en este contexto de crisis?

Galli es Macri. Creo que esto es lo que cada vecino y vecina de nuestra ciudad están comprendiendo. Es raro lo que pasó con Galli, políticamente hablando, en estos últimos meses lo identifican fuertemente con el macrismo, al menos eso es lo que observo en los barrios, claramente porque ambos son generadores  de pobreza, sin ninguna clara intención de cambiar la realidad. Una pena siendo una persona tan joven que no pueda ponerse en el lugar del otro. A veces cuando se tiene una vida tan fácil desde la cuna se piensan que es soplar y hacer botella. Están equivocados.  Se tiene que gobernar teniendo capacidades pero también se debe gobernar con el corazón. Gobiernan para un sector, el sector más favorecido. No quisieron gobernar para todos, la crisis la armaron a su conveniencia, a costilla de los trabajadores, a costillas del pueblo, empobreciéndolo. El Municipio brilla por su ausencia en casi todas las cuestiones.

ELN: ¿Siente ganas de volver a tener activa presencia en la vida política partidaria? ¿Dónde y con quién se sentaría a trabajar en Olavarría?

Me considero una dirigente social en construcción, sabiendo que me falta crecer aun más. Pero cuento con mi propio armado territorial, con presencia en la totalidad de los barrios, eso es muy difícil de lograr, porque tenés que sostenerlo en el tiempo.

Es una construcción política de años, que por supuesto pondré en valor a la hora de acompañar al candidato que impulse un proyecto de gobierno donde estén representados todos los sectores. Un candidato que invite a  planificar acciones concretas para que las reducciones de los índices de vulnerabilidad no solo desciendan en Olavarría, sino que se sostengan en el tiempo. Tenemos herramientas para salir de la crisis y recuperarnos. Algunas de estas herramientas están en el territorio, con la gente.  Son tiempos de conversar, de escuchar proyectos.

ELN: La pobreza en la Argentina creció, todos los índices lo afirman. Aunque no cree que a veces Cambiemos quiere ocultar la pobreza. ¿Hay una política de invisibilizar al otro?

Por supuesto que la política comunicacional del macrismo es ocultar la pobreza, una pobreza que es real, no transitoria como dicen ellos. Dicen que el país está creciendo con semejantes índices de vulnerabilidad, son verdaderamente unos mentirosos. Ratifican el rumbo con tarifazos y un dólar por las nubes. Asumieron con la clara convicción de mirar solo a un sector, a los más ricos.

ELN: El peronismo parece un rompecabezas con piezas cambiadas. ¿Puede existir ahí una alternativa?

El peronismo es siempre una alternativa. Es siempre la fuerza política que ha puesto en el centro de la política pública a la persona, a las familias. Lamentablemente en nuestra ciudad el peronismo siempre ha estado fragmentado, con expresiones de debilidad más que de fortalezas. Veremos ahora cómo se organiza lo nacional para que acomode lo local, sin internas.

ELN: Si alguna vez una familia con extremas necesidades le pide ayuda y no tiene como ayudar…

Me ha pasado. Seguido. Lamentablemente. Conocer los circuitos administrativos de las dependencias municipales, provinciales y nacionales sin lugar a dudas me han servido para dar respuesta, asesorando en primera instancia y gestionando activamente para que se cumplan determinados derechos, desde la compra de un medicamento, la ayuda en el pago de alquileres, o tramitar un turno con algún especialista en Buenos aires o La Plata…tengo tantas historias… Cuando no tengo respuesta digo la verdad, que no puedo ayudarlos. Nunca les miento. No necesitan llorar adelante mío  para que yo entienda  que se siente cuando no hay trabajo, o que se siente cuando no pueden comprarle un par de zapatillas nuevas a sus hijos.

Soy del palo. Soy de barrio. ¿Sabes que sienten cientos de madres  y padres Olavarrienses que están vistiendo a sus hijos con ropa y calzado usado teniendo trabajo? Sienten vergüenza. Me genera una profunda tristeza, me duele. Pero siempre existe alguien que se suma para ayudarnos, para dar respuestas. Y me dan fuerzas para seguir. Espero siempre que les genere, a quienes gobiernan, responsabilidad, pero es mucho pedir. Este gobierno es profundamente irresponsable.

Comentarios
Cargando...