Por pedido del Fiscal Moyano, detienen a un hombre investigado por grooming

En la ciudad de Azul.


Escribe: Fabian Sotes – Diario El Tiempo de Azul

Investigado por un caso de grooming donde como víctima figura una nena que tiene 13 años, este viernes por la tarde personal policial detuvo en la ciudad de Azul a un hombre al que semanas atrás, en el marco de esa misma causa penal, le habían sido allanadas su casa y la imprenta que posee.

La medida cautelar recayó en un azuleño de 45 años de edad al que voceros allegados al sumario que por este hecho se está sustanciando identificaron como Carlos Antonio “Charly” Páez.

Juan José Suárez, el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías 3 con asiento en el Palacio de Justicia de Azul, ordenó la detención del ahora imputado, dando lugar así a un pedido que fuera presentado por Lucas Moyano, el fiscal titular de la UFI 22 que lleva adelante esta investigación penal preparatoria.

En ese sumario Páez figura acusado de “captación por medios tecnológicos de un menor de edad con fines sexuales (grooming)”, un delito que ante eventuales condenas contempla penas que van desde los seis meses a los cuatro años de prisión.

Ese ilícito -se menciona también en la resolución que hoy se tradujo en su detención- lo habría cometido “en un contexto de violencia de género conforme normas de la Convención de Belén Do Para ratificada por Ley 26485”, la norma sancionada en este país en el año 2009 con la finalidad de prevenir, sancionar y “erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales”.

Detenido

Efectivos policiales de la DDI Azul llevaron a cabo la medida cautelar alrededor de la hora 15 de este viernes, después de que semanas atrás personal de esa dependencia allanara la casa y la imprenta que el acusado posee en un inmueble de dos plantas ubicado sobre la calle San Martín entre Maipú y 1° de Mayo de esta ciudad.

Aquel procedimiento, ordenado también por el magistrado a cargo de Garantías 3, se había llevado a cabo el pasado miércoles 2 de septiembre, incautándose durante el mismo computadoras, teléfonos celulares y demás elementos de tipo informático para el posterior apertura y análisis de sus contenidos, pericias ordenadas en el marco de esa causa penal que se está tramitando desde la UFI 22.

En aquel entonces el juez de Garantías Suárez le había dictado también a Páez una prohibición de acercamiento por cualquier medio hacia la menor que figura como víctima de este caso de grooming y al grupo familiar de la chica.

Más pruebas

Conforme la instrucción de esta causa penal fue avanzando, días atrás el fiscal Moyano solicitó la detención de Páez, contando para eso también con el testimonio que a través de la Cámara Gesell le fuera tomado en sede judicial a la menor.

De acuerdo con lo investigado hasta el momento, existen elementos que señalan que el ahora detenido, durante el transcurso del mes pasado, le envió mensajes por WhatsApp a la chica -a la que contactó “con fines sexuales”- solicitándole a través de los mismos que se tomara fotos y se filmara en ropa interior y desnuda.

Según lo que después la madre de la víctima denunciara en sede policial, Páez le decía a la nena que esos materiales él se los iba a remitir posteriormente a un sujeto en Buenos Aires que estaba dispuesto a pagar por los mismos, dinero que -le refería también a la menor- iba a darle a ella por esas imágenes suyas en ropa interior y desnuda que le mandara.

Las capturas de pantalla de los mensajes mantenidos entre el ahora detenido y la menor víctima figuran incorporadas como pruebas a esa causa penal que se está tramitando.

El encausado había conseguido el número de teléfono móvil de la chica con la excusa de imprimirle en el comercio que posee tareas para la escuela.

En la misma resolución que este viernes se tradujo en la detención de Páez, el Juez garante rechazó un pedido de eximición de prisión para el imputado que día atrás había presentado Pedro De Luca, el abogado que como Defensor Particular representa al imputado en esta investigación penal.

En las semanas posteriores a que se conociera esta denuncia que involucraba a Paéz, el inmueble donde se domicilia había sido escrachado por activistas que pedían su inmediata detención por este caso de grooming.

Además, desde la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera con sede en esta ciudad -a la que el imputado por este caso concurría- se dio a conocer una carta en la que se lo expulsaba como miembro de dicha congregación.

Comentarios
Cargando...