Crimen de Marcos Alonso, a diez años: “Seria bueno saber la verdad y el motivo”

El hermano, como cada año, recordó al abogado. El mensaje al Fiscal General, Marcelo Sobrino.

Este sábado se cumple una década del asesinato del abogado penalista Marcos Alonso. Un crimen que marcó un antes y un después en la historia del Poder Judicial de Olavarría.

Diego Alonso, hermano del abogado, recordó este sábado a su hermano aunque dejó un frase dirigida al actual Fiscal General de Azul, Marcelo Sobrino. Por las cosas del destino Marcelo Sobrino hoy comanda el Ministerio Público Fiscal pero hace diez años estuvo al frente de la Defensa Oficial de uno de los condenados por el crimen del abogado.

“A diez años de un asesinato absurdo seria bueno saber la verdad y el motivo”, comienza diciendo Diego en su proclama pública y luego llega el pedido al Fiscal General Marcelo Sobrino: “hoy el Defensor Oficial de unos de loas asesinos es Jefe de los Fiscales, solo le pediría que me reciba y me cuente su verdad sin ánimo de divulgar porque para mi es solo saber.”

“A esta altura aprendí mucho de mis errores y de las verdades a medias”, dice Diego antes de llegar al recuerdo de su hermano: “un honor haber vivido esos años contigo Marcos querido, aprendí de vos el mundo de las oportunidades distintas en este país y por eso luego de años comprendí lo que me decías. Ninguno vamos a salir vivos de esta aventura de la vida.”

Pasaron diez años desde la madrugada en que el reconocido abogado penalista olavarriense Marcos Alonso fue hallado asesinado. Eran las dos de la mañana del 25 de enero de 2010 cuando se activaron las señales de alerta: su cuerpo, tras varias horas de denunciada su desaparición, fue abandonado en su auto, lo dejaron maniatado y amordazado. Tenía dos dos disparos y un billete de dolar en la boca.

El juicio oral y público llegaría un año después. Las extensas audiencias públicas se desarrollaron desde el 11 al 26 de agosto de 2011 en el TOC N° 1 de Azul.

Por el hecho fueron condenados a reclusión perpetua Juan Ramón Ibañez y Roberto Eliseo Castilla Rocha, ambos ex clientes del abogado.

El ex juez Saladino: Condenado por la política y sobreseído por la Justicia

Además de las condenas de reclusión perpetua para los dos hombres acusados de asesinar al abogado, hubo un proceso judicial paralelo. Un Fiscal de la ciudad de Mar del Plata investigó por presunto “cohecho” al entonces Juez de Garantías Antonio Saladino.

Esa investigación comenzó un mes después del crimen de Marcos.

Finalmente el 13 de julio del año 2018, la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Mar del Plata sobreseyó, en voto unánime, al doctor Antonio Saladino. Saladino había sido acusado de haber recibido 10.000 pesos de manos de Marcos Alonso a principios de 2010, días antes del homicidio.

Sin embargo la muerte de Alonso significó el final de la Magistratura de Saladino.

Años antes del sobreseimiento, el 4 de julio de 2012 minutos antes de las 22hs, y luego de más tres horas de deliberaciones, el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires daba a conocer el fallo condenatorio para el ahora ex Juez de Garantías de Olavarría, Dr. Antonio Cayetano Saladino.

Según el veredicto los miembros del Tribunal de Enjuiciamiento encontraron a Saladino culpable de la “realización de hechos y actividades incompatibles con la austeridad y dignidad que el cargo judicial supone”“incumplimiento de los deberes inherentes al cargo”; “realización de actos de imparcialidad manifiesta” y “comisión de delitos dolosos en ejercicio de la función”

El fallo político era inapelable y por eso el final de Saladino en la Magistratura también.

La sentencia contra Saladino fue un hecho sin precedentes para la Provincia de Buenos Aires dado que fue la primera vez que se destituye a un magistrado con el procedimiento que prevé la Ley 13.661.

Hay que tomar nota del fallo de la Cámara Penal de Mar del Plata, la que dictó el sobreseimiento de Saladino, y diferenciarlo del proceso de Enjuciamiento que terminó en su destitución.

La Cámara de Mar del Plata diferencia la destitución (política) de la acción judicial: “el resultado del jury y su conexidad no pueden conducir a la confusión o asimilación de los distintos objetos de juzgamiento.”

Los Camaristas decían en la Resolución de sobreseimiento: “es necesario evitar que el fallo político reemplace al pronunciamiento judicial o lo condicione de manera inadecuada.”

Al cumplirse una década las demandas de verdad por parte de la familia continúan y quizás continúen hasta que la encuentren.

Comentarios
Cargando...