Internos alojados en la Unidad 2 elaboraron más de 12.000 facturas para celebrar a los niños olavarrienses


El domingo pasado se llevó a cabo la 39° edición de la Fiesta del Día del Niño que organiza el Movimiento a la Alegría del Niño Olavarriense (MANO). Para la ocasión, y como viene ocurriendo desde hace 20 años, los directivos de la Unidad Penitenciaria N° 2 de Sierra Chica trabajaron para sumar un granito de arena y darles alegría a los niños.

Para ello, agentes e internos trabajadores del sector de la Panadería elaboraron 12.300 facturas de membrillo, crema y azúcar negra que fueron distribuidas entre los olavarrienses. Los representantes de MANO, Fabiana y Gonzalo Bhal, apostaron una vez más al trabajo en conjunto y de confianza con el Servicio Penitenciario.

“Para nosotros es una tranquilidad contar con la colaboración de la Unidad N°2 -mencionó Fabiana- porque es toda una logística hacer y trasladar la cantidad de facturas que necesitamos. Todos los años se trabajamos con la Unidad 2, traemos los insumos que son necesarios para la elaboración y nos llevamos unas facturas exquisitas que se hacen cuidadosamente. Este año trajimos 100 cajas para transportar las facturas, que llegan al festejo en excelentes condiciones”, explicó tras una reunión que mantuvo con Directivos de la cárcel.

El gran encargue no amedrentó al grupo de panaderos “esto es para los chicos, por eso le ponemos todo nuestro esfuerzo”, dijo uno de los detenidos. En tanto que el director de la U2, Mauricio Castro, destacó que “Trabajaron con gran energía porque para ellos es muy importante realizar actividades solidarias, les resulta motivador. Esta es una forma de darles visibilidad y reconocimiento, para ellos y alegría para sus familias”, destacó el funcionario.

Para la cocción de las facturas fueron necesarios diez internos que trabajaron sin descanso y fueron dirigidos por el agente Ariel Cardozo que es maestro panadero y pastelero que se encuentra a cargo de la Panadería en la U2. Fue un día de trabajo con gran sincronicidad, donde cada partida de cocción implicaba 2000 facturas. “Esto se hizo en paralelo con la cocción diaria de pan para el personal y los privados de la libertad de las Unidades 2, 27 y 38. Hay toda una población carcelaria para atender todos los días y luego se trabajó con dedicación y responsabilidad sobre esta donación que implica una gran apertura institucional y planificación de trabajos en conjunto”, explicó la Subdirectora de Administración Gabriela Pizzano.

El festejo organizado por MANO con el apoyo de la Municipalidad de Olavarría incluyó diferentes propuestas culturales, juegos, entretenimientos, chocolate, golosinas y el cierre a cargo de “Canticuénticos”. La inclusión de los privados de la libertad en este evento significó una gran alegría al poder ser parte de la alegría de los niños.

Comentarios
Cargando...