Intendente “molesto” con la prohibición de reuniones sociales

Es el único Municipio de la Región Sanitaria IX que desde el inicio de la emergencia sanitaria no registró casos de Coronavirus. En la madrugada del domingo la Policía irrumpió en una “fiesta clandestina”.


Con información de La Tecla y La Nueva Verdad de Rauch

El Intendente radical de la ciudad de Rauch se mostró disconforme con la decisión del Presidente Alberto Fernández de prohibir las reuniones sociales, algo que la comuna – en Fase 5 – tenía habilitadas de parte del Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria a la fecha el Municipio de Rauch no registró ningún caso positivo de Coronavirus. Eso, hasta ahora, lo convierte en el único municipio en estas condiciones en la Región Sanitaria IX.

De hecho respecto a “medidas restrictivas”, Rauch es uno de los municipios que unilateralmente define las zonas de brote y hace cumplir cuarentena a personas que concurran de allí.

Sobre el decreto de Alberto Fernández y la prohibición de reuniones sociales, Maximiliano Suescun dijo “nosotros preferiríamos que este tipo de decisiones pudieran tomarse a nivel local. Cuando se habilitaron las salidas recreativas, el decreto indicaba que cada gobierno local podía autorizar, limitar, restringir y hasta prohibir la medida”.

Al mismo tiempo, en una entrevista a la Revista La Tecla, mencionó: “el intendente, los concejales, las autoridades de salud, se reúnen, debaten y deciden lo mejor para su municipio. Pero en este caso estamos sin margen”.

De todas maneras aclaró que la decisión presidencial en Rauch se “acata”. “Lo que hicimos fue comunicar el inciso del decreto que habla de las prohibiciones. No dijimos que prohibimos las reuniones sociales, sino que el inciso 9 del decreto 641 prohíbe las reuniones sociales”, dijo.

Fiesta clandestina

En la madrugada de este domingo efectivos de la Policía Comunal dispersaron a un grupo de jóvenes, cuando salían de una vivienda de calle 9 de Julio al 500, al parecer luego de participar de una fiesta clandestina.

Un joven fue retenido, en tanto que otros lograron darse a la fuga. En la huida, los adolescentes arrojaron piedras a los móviles policiales. Los uniformados en tanto debieron efectuar disparos de posta de goma para esparcir a los revoltosos.

En medio del revuelo, uno de los adolescentes fue empujado por otro contra el ventanal principal ubicado en el frente de una vivienda.

Comentarios
Cargando...