Benito Juarez: Aprehenden a un joven sospechado de matar a su pareja

La víctima era oriunda de Azul. Ocurrió en un campo de la localidad de Benito Juarez.


Fuente: Diario El Tiempo

La Justicia está investigando la muerte de una adolescente azuleña de 17 años ocurrida en un establecimiento rural perteneciente al Partido de Benito Juárez. El Diario El Tiempo de la ciudad de Azul, citando voceros judiciales, informó que su deceso se produjo en horas de la noche del martes y por lo sucedido había sido aprehendido un joven que era su concubino.

El sumario que se instruye quedó radicado en la UFI 2 que en los Tribunales de Azul está a cargo de David Carballo. Y las primeras actuaciones relacionadas con este hecho se iniciaron desde la Ayudantía Fiscal, con asiento en Benito Juárez, que conduce Paula Rodríguez.

Teniendo en cuenta que la menor presentaba un disparo, las sospechas apuntan a que su pareja la mató en ese establecimiento rural donde ambos convivían desde hacía aproximadamente dos meses.

La adolescente que falleció al recibir un balazo que fuera efectuado con una carabina calibre 22 -arma de fuego que la Policía había incautado- fue identificada como Rocío Ayelén Sañudo.

Su pareja, que ahora se encuentra arrestada, es un trabajador rural de 20 años. Oriundo de Benito Juárez, fue identificado por voceros judiciales como Kevin Héctor Manuel Herrera Ullúa.

Según lo informado, está previsto que este jueves el joven sea indagado de manera virtual desde los Tribunales de Azul, teniendo en cuenta la actual emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Hasta este miércoles permanecía privado de la libertad en la sede del Comando de Prevención Rural con asiento en la vecina ciudad de Benito Juárez,

Un disparo con una carabina

Voceros allegados a la investigación que se está llevando adelante indicaron que el martes, alrededor de la hora 22.30, se recibió un llamado telefónico en sede policial alertando sobre lo que había sucedido en ese establecimiento rural donde la pareja convivía actualmente.

Llamado “San Gerónimo” y situado en el Cuartel VII de Benito Juárez, aproximadamente a unos sesenta kilómetros de esa ciudad, cuando efectivos del CPR llegaron al lugar hallaron muerta a la menor oriunda de Azul.

Según se describió en un reporte policial, su cuerpo fue encontrado sentado en el suelo, “con la espalda apoyada sobre la cama” y presentando esa ya referida herida de arma de fuego, localizada sobre uno de los lados de su región costal.

El trabajador rural y concubino de la chica que luego resultara aprehendido, en ese entonces fue observado por los policías “angustiado” y gritándole a la adolescente ya fallecida que “lo perdonara”, ya que -decía- “se le había escapado” el disparo de esa carabina que portaba.

Los voceros de seguridad refirieron también que el arma de fuego, en el interior de esa pequeña y precaria casa donde la pareja vivía actualmente, fue incautada.

La carabina había sido hallada “a un metro” del cadáver, sobre el suelo de esa misma habitación donde yacía la víctima.

Las averiguaciones en el lugar convertido en escenario de este hecho sirvieron para que los investigadores observaran también lo que fueron definidos como “signos de violencia”. Evidenciados, específicamente, a través de la puerta de un placar que estaba “arrancada” y de “ropa dispersa en el suelo” del interior de ese inmueble donde la adolescente falleció.

Poco antes del mediodía de este miércoles el cadáver había sido sometido a la autopsia en la morgue del hospital de Benito Juárez.

Un primer informe revelaba que la chica murió a causa de ese disparo que recibió, cuyo orificio de entrada estuvo localizado en la “región axilar derecha” de su cuerpo, afectando a nivel interno pulmones y provocando roturas en vasos sanguíneos y cavidades cardíacas.

El cadáver de la adolescente había sido entregado luego a sus familiares, para que fuera trasladado a Azul para su posterior sepelio.

La investigación

Durante este miércoles se estaban tomando diferentes declaraciones en el marco de la causa penal que se está sustanciando.

Entre esos testimonios figuraba el de la madre de la menor fallecida.

Un vocero judicial allegado a esta investigación definió como “muy importante” al resultado de la autopsia, donde se buscó también determinar si el cuerpo de la víctima evidenciaba signos de violencia.

En ese mismo contexto, se había ordenado un examen médico al trabajador rural que está aprehendido.

Se trata de establecer si, en la previa a que la menor recibiera el disparo que acabó con su vida, hubo una discusión entre ella y su pareja, teniendo en cuenta el desorden que había en esa vivienda de un ambiente donde ambos residían actualmente, inmueble ubicado en el campo donde el ahora sospechado trabajaba.

Además, con el fin de determinar si existían antecedentes de violencia del joven hacia la menor -con quien estaba de novio desde hacía unos siete meses- se buscaron denuncias, aunque en un principio no se encontró ningún dato de estas características.

“Aparentemente se llevaban bien, pero eso no descarta que haya habido alguna discusión que derivó en el deceso de la adolescente”, consignó una fuente judicial consultada también por el Diario El Tiempo.

Entre los objetos incautados en esa casa donde la menor fuera hallada muerta durante la noche de este martes que pasó figuró su teléfono celular, móvil que seguramente será sometido al posterior análisis de sus comunicaciones para encontrar más elementos que sirvan para determinar los motivos que derivaron en lo sucedido.

En el casco de la estancia donde este hecho se produjo se encontraban ayer por la noche los propietarios del establecimiento rural. Aproximadamente ubicado a unos treinta metros de la precaria casa donde convivía la pareja, fueron alertados sobre la situación al escuchar gritos, lo que más tarde derivó en el hallazgo del cadáver de la menor.

También, eso se tradujo en que a ese campo fueran convocados personal policial y la instructora a cargo de la Ayudantía Fiscal con asiento en Benito Juárez que depende del Departamento Judicial Azul.

Voceros allegados a esta investigación penal no descartaban que, de la mano del resultado de los testimonios tomados y las diligencias ordenadas este miércoles, el trabajador rural sea indagado acusado de un “homicidio agravado por el vínculo y por el uso de arma de fuego” en la audiencia prevista para mañana.

Comentarios
Cargando...