Muerte del canillita: “Se va a tratar de poner en duda a la victima”

Lo dijo Gabriela Gamberini quien años atrás perdió a su esposo en un violento hecho de tránsito. Pidió que los jueces apliquen la pena máxima.


La trágica muerte del canillita Luis Alberto Cuevas conmocionó a una buena parte de la sociedad por las características del incidente vial. El lunes por la madrugada Cuevas, como en los últimos 45 años, salía en su bicicleta a realizar el reparto de diarios cuando su vida fue truncada por un hombre a bordo de una camioneta que tras el hecho se va del lugar y en su huida impacta contra un peatón a quien deja con graves lesiones.

Horas después del hecho Gabriela Gamberini, hoy Decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Centro, rememoró un momento que en lo personal le tocó vivir. En un violento incidente vial registrado en julio del año 2013 moría su esposo: Pablo Nardín.

En una conversación que mantuvo con En Línea Noticias, Gabriela Gamberini hizo fuerte hincapié en la necesidad de generar más concientización, habló de los procesos de la justicia y mencionó los dos procesos que atraviesan los familiares de las víctimas de incidente viales.

En julio de 2013 Pablo Nardin viajaba a bordo de un automóvil Citroën C4 que fue violentamente impactado por una camioneta Nissan Frontier en la esquina de España y Necochea.

Años después, y con la condena firme, sobre quien manejaba la camioneta que protagonizó el siniestro con su marido, Gabriela Gamberi reclamó acciones de la Justicia tras el hecho del canillita muerto.

Gamberini comenzó diciendo a En Línea Noticias: “la verdad en principio lo que pasó el fin de semana actualiza una tragedia, cuando suceden estos hechos actualizamos todos lo que significa el proceso. Desde ese lugar mis condolencias a la familia y el acompañamiento a la persona que quedó con vida”.

Gamberini recordó de inmediato que tras la muerte de su esposo en un incidente vial se llevaron adelante distintas acciones de pedido de justicia e incluso se juntaron más de 5000 firmas para exigirle al Estado que realice acciones de concientización.

En lo que respecta a su caso sostuvo que la Justicia halló penalmente responsable al conductor de la camioneta Nissan y lo condenó a tres años de libertad condicional y 10 años de inhabilitación para conducir.

“Está cursando esta condena y suponemos que no esta manejando”, dijo Gabriela Gamberini.

Luego habló de la vivencias y no pudo escindirse de la que hoy estará pasando la familia del canillita Cuevas: “a uno le suceden dos procesos cuando pasas por estos momentos dolorosos. Por un lado es el proceso del duelo y el otro proceso es la impotencia que uno siente, porque una vida es arrebatada por la negligencia de otro.”

“Desde ese lugar es que vos tratas generar alivio y el sistema judicial puede alviar ese dolor”, sintetizó.

Dijo sobre la Justicia: “las respuestas que se dan desde la justicia son insuficientes por el dolor y la interrupción de una vida.”

Dijo más adelante: “yo considero que la vida es lo primero que debe priorizarse y las penas que se dan son insuficientes. Lamentablemente asistimos a hechos de estos tipos de manera recurrentes. Si vos conducís podes generar una muerte y tiene que haber responsabilidades.”

Luego Gamberini aseguró que ahora: “se va a tratar de poner en duda a la victima y el accionar de la víctima y hay que ir contra la responsabilidad del victimario.”

Volviendo a su caso particular recordó que quien fue condenado por la Justicia “pasó tres instancias de apelación hasta que la condena quedó firme. Había que revisar que controles se hacen desde el Estado de todos los conductores inhabilitados y si efectivamente esos controles están cumpliéndose. Sabemos que hay muchas personas con sentencia que aún continúan manejando. Creo que hay instar a los controles los estados a que se cumplen las penas insuficientes en hechos viales.”

sobre las penas, muchas de ellas bajas, Gabriela Gamberini indicó: “cuando los jueces dictaminan hasta 3 años habilitan a la libertad condicional” y reclamó “los jueces pueden dar el máximo” que en algunos casos llega hasta los seis años.

“La Justicia no toma el máximo de pena”, sintetizó.

Comentarios
Cargando...