Manuel Mosca de licencia y Azul tendrá una Diputada Provincial por 60 días

Tras la denuncia por acoso sexual, la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires aprobó este jueves la licencia, por sesenta días, del bolivarense Manuel Mosca quien no sólo deja su banca sino la Presidencia de la Cámara Baja Bonaerense en un cimbronazo para la Gobernadora María Eugenia Vidal.

La salida de Manuel Mosca posibilitará ahora que la ciudad de Azul cuente con una Legisladora Provincial dado que el lugar del hombre de Bolívar ya es ocupado por la artista plástica azuleña María Soledad Dibetto Gil.

Momentos después de la jura María Soledad Dibetto Gil se mostró acompañada del Intendente de la vecina localidad, Hernán Bertellys y el ex candidato a Intendente y titular del PAMI, Ramiro Ortíz quien además es el marido de la flamante legisladora.

Ramiro Ortíz, María Soledad Dibetto y Hernán Bertellys

El derrotero de la sesión y la licencia.

La licencia de Manuel Mosca se concretó en medio de una votación unánime.

Sin embargo, el cuerpo no trató la solicitud de desafuero que había presentado el hasta este jueves presidente de la Cámara, ya que ese procedimiento solo es previsto por la Constitución para los casos en los que exista un pedido de detención por parte de la Justicia.

El expediente fue girado a la Secretaría Legislativa, que luego lo pasará a la comisión de Asuntos Constitucionales, donde quedará a la espera de una eventual solicitud judicial.

La sesión fue presidida por Marisol Merquel, vicepresidenta de la cámara, quien ocupará el lugar de Mosca mientras dure la licencia, en principio prevista para 60 días. La diputada de la sexta responde al intendente de Saavedra, Hugo Corvatta, pero tiene terminal directa en el jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien encabeza el denominado “grupo de los intendentes” del Conurbano, que impulsan un candidato propio en la interna kirchnerista por la Gobernación.

El 29 de abril, Mosca denunció ante el fiscal Álvaro Garganta que era víctima de una extorsión por parte de una o varias personas que lo amenazaban con realizar una denuncia por acoso. En diciembre, un colaborador del diputado ya había hecho una presentación similar a raíz de un supuesto pedido de dinero para “callar” el hecho.

Sin embargo, al día siguiente trascendió que una joven militante del PRO se había presentado a la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema para exponer una serie de denuncias contra Mosca, que luego fueron derivadas, según confirmaron a DIB fuentes judiciales, al Juzgado Civil N° 85, a cargo de Félix de Igarzabal.

La joven fue acompañada por la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, y se reunió con la gobernadora María Eugenia Vidal, quien tras ese encuentro le pidió a Mosca que dé un paso al costado mientras se investigue el caso.

Posiciones

El pedido de licencia de Mosca fue aprobado ni bien iniciada la sesión, pero luego se abrió un largo debate en el que los diferentes bloques expusieron su posición al respecto, sin ahondar sobre la situación judicial.

El único legislador que sorteó ese libreto fue Guillermo Kane (Frente de Izquierda), quien solicitó la suspensión de Mosca y la apertura de una suerte de “comisión investigadora externa” para evaluar los hechos. En ese marco, recordó también el caso del senador kirchnerista Jorge “Loco” Romero y cuestionó a la Legislatura al sostener que “pareciera que la acción es hacer como que no ha pasado nada”.

El diputado de izquierda habló además de una “interna” en Cambiemos, a raíz de la participación de Laura Alonso en el acompañamiento de la denunciante, una idea que también fue agitada por el kirchnerista Carlos “Cuto” Moreno, quien se refirió a una “intromisión del Ejecutivo nacional” en el caso.

En este escenario, Mosca recibió la inesperada defensa de la también kirchnerista Susana González, quien justificó el rechazo de la bancada al auto-desafuero, al sostener que “no podemos decidir a partir de trascendidos de los medios”. Un mensaje que muchos referenciaron con la situación judicial de la expresidenta Cristina Kirchner, quien tiene varios pedidos de desafuero como senadora, a raíz de causas por corrupción que tramita la Justicia Federal.

Finalmente, el presidente del bloque de Cambiemos, Maximiliano Abad, agradeció al resto de los bloques por el acompañamiento y destacó que el hasta hoy presidente de la cámara “no dudó un segundo en poner la institucionalidad de la cámara ante todo” con el pedido de licencia.

Auditoría

En tanto, Moreno ratificó hoy antes de la sesión que presentará un pedido de auditoría de las cuentas de la cámara, una potestad que le corresponde al vicepresidente de la cámara.

Desde Cambiemos, en tanto, indicaron a DIB que no avalarán ese pedido, al sostener que la licencia de Mosca no generó un corrimiento de las autoridades, algo que solo ocurriría (razonan) solo en caso de renuncia o fallecimiento.

Este ida y vuelta avizora un tenso tironeo entre el oficialismo y la oposición, y adelanta la pelea que se viene: quién se quedará con el control de la cámara si el legislador de Cambiemos no retoma su banca, una posibilidad que casi todos dan por hecho. (DIB)

Comentarios
Cargando...