Pesar por el fallecimiento de Adolfo “Pibe” Gamondi, primer socio de Ferro

A raíz del fallecimiento de Gamondi el Club Ferro decidió suspender la totalidad de las actividades que se desarrollan en el Club.

La sola mención del apellido Gamondi nos introduce en el club de los ferroviarios, el segundo de mayor antigüedad en Olavarria.

En el año del décimo aniversario carbonero, el 26 de febrero de 1924, nace en Avenida Pringles 2380 Adolfo Emilio Gamondi, alias el Pibe.

Adolfo fue uno de los siete hijos del agricultor José Jacinto Gamondi y de Emilia Francisca Gianelli y nieto de Sebastián Gamondi, el inmigrante que llegó a nuestro país a fines del siglo 19. A los cinco años perdió a su padre y debió trabajar desde muy chico.

Fuera del club trabajó en Farmacia Altamira y en las tiendas Los Puntilleros y San Martín, hasta que a los 17 ingresó al ferrocarril como pasaleña. Del 51 al 55 estuvo cesante por la huelga y puso almacena en Colonia San Miguel, luego volvió al ferrocarril donde se jubiló en 1979. Fue además Director de Deportes en dos periodos, administrador de este orgullo olavarriense que es La Casa del Deporte y colaborador en programas de radio tangueros.

En Ferro comenzó colocando bolsas en los alambrados para que la gente no mirara gratis el partido en la cancha de la garita, muy cerca de aquí, y así se ganaba el acceso para ver el partido. Jugó al fútbol hasta la tercera cuando el básquet llegó al club y hasta hace poco era el único DT que había sacado a Ferro campeón en ese deporte, en 1958.

En el fútbol fue luego botiquín, juez de línea, masajista, director técnico, dirigente, delegado en la Liga, delegado en fútbol menor e integrante de distintas comisiones.

En el 44 fue masajista de la selección de Olavarría, gracias a lo aprendido con Carlos Wilson, un defensor que vino una temporada pero que dejó muchas enseñanzas.

Supervisó y trabajó en la construcción del Estadio Colasurdo incluso haciendo la prueba de resistencia de la tribuna, en mayo de 1933.

Vio la inauguración de la sede en 1945 y del Salto de Piedra en 1949, no se perdió baile ni pic nic en el San Jacinto, donde cada enero corría un tren especial con todos los ferroviarios. Dice que su mayor riqueza es andar por la calle y que la gente lo salude y que a sus nietos le hablen de el.

A su esposa, Edevilla Victoria Elena la conoció en las romerías que organizaba Ferro en el Prado Español y ha sido una compañera de fierro, muy agradecido de conocerla y de todo lo que hizo por mi. Sus descendientes son Ricardo y Miguel, que a su vez le dieron 5 nietos.

A Ferro le di todo y Ferro es mi vida, si no muero en casa quiero hacerlo en el Colasurdo, dijo en una nota hace algunos años.

Los restos de Adolfo “Pibe” Gamondi son velados en la Sala C de España 2942 y serán inhumados el jueves a las 11.30 en el Cementerio Parque Loma de Paz.

A raíz del fallecimiento de Gamondi el Club Ferro decidió suspender la totalidad de las actividades que se desarrollan en el Club.

Fotos: Fotografía Verito

Comentarios
Cargando...