Sin quórum, Jeanine Añez se autoproclamó presidenta de Bolivia

Lo resolvió la Asamblea Legislativa

La senadora Jeanine Áñez asumió este martes la Presidencia de Bolivia tras la salida del país del mandatario Evo Morales.

Abogada de profesión, antes de dedicarse de lleno a la actividad política Áñez fue por un tiempo presentadora de la televisora Totalvisión -la cual
también dirigió- en su natal Trinidad, capital del departamento amazónico de Beni, al noreste del país y cuya principal actividad económica es la
ganadería.

De 52 años, es militante de la alianza opositora Unidad Demócrata (UD), el partido que lidera Rubén Costas el gobernador de Santa Cruz, localidad considerada un bastión opositor.

En 2006 fue electa para la asamblea constituyente que convocó Morales para reformar la constitución luego de la crisis política y social de 2003 que
derivó en la caída de los partidos tradicionales y en el acenso político del propio Morales.

En los hechos, la UD es desde entonces el partido opositor más importante.

La Asamblea Legislativa de Bolivia fue convocada a sesionar en la tarde del martes para elegir al sucesor de Evo Morales, quien renunció acorralado
por la presión de las fuerzas armadas y las protestas sociales tras las polémicas elecciones generales.

La senadora opositora Jeanine Añez, quien asumiría la presidencia del Senado, dijo que fueron convocados los legisladores para aprobar la carta de renuncia de Morales y “definir la sucesión”.

“El país vive momentos dramáticos y todos los parlamentarios tenemos la obligación de dar certezas”, dijo Añez en rueda de prensa ante las dudas sobre la llegada al Parlamento de los legisladores del partido de Morales -el Movimiento al Socialismo (MAS)- debido a la inseguridad en la ciudad por las protestas.

El MAS es el partido mayoritario en la Asamblea. La tensión se redujo el martes tras la violencia de la víspera en varias ciudades, pero las movilizaciones seguían activas a la espera de la elección del sucesor de Morales, que llegó a México para recibir asilo político.

Bolivia vive un vacío de poder desde el domingo en la tarde cuando, tras más de 13 años en el poder, Morales dimitió acorralado por la presión militar y las protestas luego de los polémicos comicios del 20 de octubre de los que adjudicó la victoria y que la oposición denunció como fraudulentos.

El exmandatario llegó a Ciudad de México en un avión de la fuerza área mexicana el martes al mediodía junto al que fuera su vicepresidente, Álvaro García, y una de sus ministras, Gabriela Montaño, con un mensaje de agradecimiento al presidente Andrés Manuel López Obrador que, según dijo, le salvó la vida al concederle el asilo político.

Comentarios
Cargando...