Solá revisa el nombramiento del azuleño Mario Oyarzabal como embajador de Países Bajos

Días antes de las elecciones presidenciales, el ex funcionario de Cambiemos, Jorge Faurie, oficializó a dirigentes propios en puestos claves. Por ello, Felipe Solá estudiará caso por caso y podría dar marcha atrás con los nombramientos.

Fuente: Entre Líneas

En las últimas horas, el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, decidió que los flamantes cónsules de Nueva York, Gabriel Suárez Salvia; de Madrid, Eduardo Angeloz; de Hong Kong, Francisco Sahores; de Toronto, Gustavo Infante, y de Milán, Luis María Sobrón, deberán volver a la Argentina. La medida se debe a que cada uno fueron designados por el ex Canciller, Jorge Faurie, nombró a los funcionarios días antes de oficializarse la victoria de Alberto Fernández por sobre Mauricio Macri.

No son las únicas revisiones, también aparecen en el listado las embajadas de Austria y Países Bajos entre otros. Vale recordar que, la misma estrategia había realizado Emilio Basavilbaso al frente de la Anses, donde había pasado a 70 directores a planta permanente. En ese marco, el último viernes, el titular de Anses, Alejandro Vanoli, dio de baja a todos y cada uno de ellos.

Faurie designó a nuevos embajadores en los Países Bajos y en la sede de Austria y la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), que comparten representante. Esta última embajada había quedado vacante luego de que el argentino Rafael Grossi fuera nombrado director de la mayor agencia de energía nuclear mundial. Antes del cambio de gobierno, Faurie designó allí a Gustavo Zlauvinen, quien fue su vicecanciller durante el último tramo de su gestión. El excanciller justificó el nombramiento por la experiencia de Zlauvinen en temas relacionados a la energía atómica, que adquirió al ser el enlace entre la OIEA y la ONU.

En tanto, se designó en los Países Bajos al diplomático de carrera al azuleño Mario Javier Agustín Oyarzábal, que se desempeñaba como consejero legal del ministerio.

Faurie también nombró a los representantes ante la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización de Estados Americanos (OEA), dos nombramientos en áreas sensibles que el Gobierno calificó de “escandalosos”.

La representación de nuestro país ante OEA, uno de los escenarios donde se explicita la postura frente a la crisis en Venezuela, quedó bajo el mando de Daniel Raimondi -también exvicecanciller de Faurie-, que llegó en reemplazo de Paula Bertol.

Comentarios
Cargando...