Sputnik V: del hermetismo a la revista británica The Lancet

De acuerdo al informe, la vacuna genera anticuerpos contra el virus y no provocó incidentes adversos.


Más allá del hermetismo con el que se manejó Rusia durante los primeros meses de desarrollo de su vacuna, los resultados preliminares de la Sputnik V fueron publicados en la revista médica británica The Lancet. De acuerdo al informe, la vacuna genera anticuerpos contra el virus y no provocó incidentes adversos.

El grupo de expertos encontró que dos formulaciones -una congelada y otra liofilizada- de una vacuna que consta de dos partes son “seguras”, pues no identificaron reacciones adversas de gravedad en más de 42 días e indujeron respuestas de anticuerpos en todos los participantes en un plazo de 21 días.

Los resultados secundarios de los ensayos (no tan relevantes como los primarios) también llevaron a pensar, según esto, que las vacunas producen asimismo, en un plazo de 28 días, la respuesta de la denominada célula T, que detecta y mata patógenos invasores o células infectadas.

La formulación congelada está diseñada para su uso a gran escala, mientras que la liofilizada se desarrolla teniendo en mente aquellas regiones de difícil acceso, ya que pueden almacenarse a temperaturas de entre 2 y 8 grados centígrados.

Entre algunos de los hallazgos, vieron que ambas formulaciones resultaron seguras y se toleraron bien y entre los eventos adversos más comunes figuraron dolor en el lugar de la inyección (en un 58% de participantes), hipertermia (en un 50%), dolor de cabeza (un 42%), astenia (un 28%), y dolor muscular y de articulaciones (24 %).

El informe fue publicado en The Lancet semanas después de que Rusia informase que tenía una vacuna contra el coronavirus. No obstante, durante el proceso, no se habían aportado detalles de las pruebas clínicas, algo que generó inquietud en el mundo científico. (DIB) AR

Comentarios
Cargando...